Derecha e izquierda

Derecha e izquierda son los conceptos que definen la contraposición fundamental en el campo de las ideas políticas del mundo moderno.

El origen de esta distinción se remonta a la Revolución Francesa del año 1789. En principio marcaba la distribución espacial de los diputados durante la asamblea constituyente, reunidos por afinidades políticas, a la derecha o la izquierda del presidente de la sesión.

Son dos polos, dos tendencias ideológicas que podemos aquilatar en términos de fuzzy logic. En una sociedad democrática avanzada, desde un punto de vista filosófico (y político), al margen de las preferencias ideológicas o coyunturales de cada cual, su dialéctica ha de hacerse viable para dar lugar a la alternancia política.


Analiza las siguientes diferencias y explica qué te parece más apreciable y por qué

Diferencias históricas
La izquierda se pronuncia a favor de los cambios más radicales o más ambiciosos, la derecha se pronuncia a favor de reformas moderadas o del conservadurismo (pero a veces la izquierda es conservadora de las ventajas obtenidas en la luchas obreras y la derecha quiere hacer prevalecer reformas neoliberales radicales). La izquierda es más proclive al utopismo y al idealismo. La derecha al realismo y a la eficacia.

Diferencias sociológicas
La izquierda representa más bien a las capas populares, es decir, a los individuos más pobres o menos ricos, proletarios, asalariados frente a trabajadores autónomos, empleadores y propietarios que tiende a representar la derecha. Pero en un mundo de clases medias la frontera es porosa.

Diferencias políticas
La izquierda es partidaria del pueblo, la derecha está más ligada a la nación. Son dos abstracciones, pero son diferentes. En lo malo, la izquierda tiende a la demagogia, la derecha al nacionalismo. Aunque la izquierda es capaz de entender la fuerza antisistema de este último.

Diferencias económicas
La izquierda confía más en el estado y la derecha en el mercado. La izquierda nacionaliza con entusiasmo y privatiza a disgusto, al revés que la derecha.

Diferencias de valores
A la izquierda suelen hallarse la igualdad, la libertad de costumbres, el laicismo, la defensa de los débiles, el internacionalismo, el ocio, el descanso (las vacaciones pagadas, la jubilación a los 60, la reducción de la jornada laboral…), la compasión, la solidaridad. A la derecha tenemos el éxito individual, la libertad de empresa, la religión, la jerarquía, la seguridad, la patria, la familia, el trabajo, el esfuerzo, la responsabilidad. Para la izquierda justicia es equidad. Para la derecha es más bien proporción (al mérito). De todos modos, estos valores pueden hallarse un tanto mezclados: la izquierda puede reivindicar la opción por los pobres del cristianismo y la derecha los gestos filantrópicos o caritativos; la izquierda puede luchar contra el desorden que provoca la desigualdad, y la derecha contra la injusticia que supone igualar a los que no son iguales etc. etc.

Visto lo anterior, ¿estás de acuerdo? ¿te consideras más de derechas que de izquierdas, más de izquierdas que de derechas? ¿por qué?

Comentarios

  1. Tras analizar las diferencias entre la derecha y la izquierda, lo que me parece más apreciable es el hecho de que en el ámbito económico, la derecha busque la privatización sin pensar que hay gente que no tiene recursos para poder permitirse todos los servicios privados. La privatización es algo egoísta si lo llevamos al extremo, sin embargo, sí estoy a favor de privatizar siempre que lo público y lo privado este equilibrado.
    Estoy de acuerdo con todos los aspectos sobre la derecha y la izquierda mencionados en el post, pero siempre cabe decir que hay excepciones, y que gente de izquierda puede perfectamente valorar la patria así como la gente de derechas puede ser solidario con los más necesitados. Personalmente, me situaría en un punto intermedio entre la derecha y la izquierda ya que hay aspectos de una y de otra con los que estoy de acuerdo. Comparto muchos de los valores de la izquierda, como la defensa de los débiles, el ocio, la solidaridad, etc. Por otro lado, también estoy de acuerdo con el éxito individual, la patria, el trabajo y el esfuerzo, etc. En conclusión, creo que lo más correcto sería una política que tuviera en cuenta valores de ambos lados, así no habría descontento social como en la actualidad.
    ALEJANDRO CASTILLA DE DIOS
    1º BACHILLERATO A.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa era una división muy antigua en el parlamento ingles, los que apoyaban al rey se sentaban a la derecha y los que no a la izquierda, de esa manera votaban las leyes en el parlamento.

      Con el tiempo se quedo que aquellos partidos mas conservadores eran la derecha, y los partidos mas "socialistas" era la izquierda pero en nuestra época ya no existe mucha diferencia entre la derecha y la izquierda.

      En un tiempo la derecha fueron los partidos liberales, a favor de los intereses de la burguesía y en contra de los reyes y el absolutismo, gracias a eso la humanidad avanzo de la época feudal a la era moderna. Después la izquierda surgió para defender a la nueva clase obrera frente al abuso de los industriales.

      Esencialmente los grupos de derecha, teóricamente hablando, sostienen que debe existir menos intervensión del Estado y mas libertad de actuación a los ciudadanos, a la inversa los grupos de izquierda sostienen que se requiere mas la intervención de estado y menos libertad de la población.

      En nuestra opinión somos mas de izquierda porque estamos mas de acuerdo con las ideologías de izquierdas. Pensamos que defienden más los derechos de los obreros,buscando el beneficio de los que nos rodean. Todo el mundo no tiene el mismo nivel adquisitivo para permitirse servicios privados.

      María Morales Mellado y Marta Muñoz Mancera 1 BACH C

      Eliminar
  2. Los aspectos que observamos tanto de la derecha como de la izquierda son aspectos muy interesantes y verdaderamente discutibles. Mientras que la izquierda tiene una tendencia ideológica partidaria del cambio en las estructuras sociales y económicas, y opuesta a las fuerzas conservadoras, en cambio la derecha es una tendencia o inclinación que apoya una doctrina o ideología conservadora.

    A nuestro parecer, por una parte la defensa del trabajador por encima de todo es un ideal que se debería alcanzar siempre, pues no todas las personas tenemos las mismas posibilidades de conseguir todo por igual. No obstante, la derecha lucha por la premiosidad de el trabajo y esfuerzo de las personas.

    Por otra parte, mientras que la sociedad de izquierda empezó a promover el voto de la mujer durante el siglo XIX y continua hoy en día, la derecha establece un gran sentimiento de unión de su nación y lucha por conseguir su progreso ante todo.

    Como todo el mundo, aspectos de la izquierda y derecha pueden encontrarse presentes en nuestras vidas. A veces, esta confusión puede hacer que lleguemos a votar o pensar algo que verdaderamente no compartimos. Deberíamos de recordar en cada elección o cada manifiesto de nuestro pensamiento, recordar lo que el humorista Groucho Marx declaró:” La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados” y por el contrario, no hacer de la política un uso excesivo e intolerante abuso del poder.


    ANDREA GARCÍA JARAMILLO E IGNACIO REPULLO CORREDERA.
    1ºBACHILLERATO C

    ResponderEliminar
  3. Yo no me sitúo en ninguno de los dos lados ya que, para mí, las personas no son de derechas o de izquierdas, simplemente los planteamientos y las ideas que tenemos lo son y un predominio de cualquiera de estas dos categorías nos encuadra en alguna de ellas, con lo que no me siento cómodo. Coincido con la derecha y con la izquierda en algunas posturas, pero prefiero ver el tema desde un punto de vista racional, por lo que vamos al análisis demandado. En primer lugar, estoy de acuerdo con la clasificación de ideas hacia un lado o el otro. Si bien es verdad que la derecha es más partidaria de la religión, la seguridad o la patria, eso no significa que personas que se definan de derechas este totalmente a favor de cada uno de los puntos mencionados, de la misma forma que una persona de izquierdas no tiene que ser partidaria obligatoriamente de la igualdad, el ocio o el descanso, lo que apoya la tesis de que las personas no son clasificables en derecha e izquierda, al contrario que las ideas. La derecha tiende más a posturas realistas que la izquierda, cuyos planteamientos utópicos rozan muchas veces lo inverosímil, pero, ¿es acaso alguna de ellas mejor que la otra? Definitivamente no. Ambas han llevado a grandes conflictos a lo largo de la historia, por ejemplo la Guerra Fría fue un conflicto entre las derechas capitalistas y las izquierdas comunistas. Desde el punto de vista económico la privatización desmesurada que hace la derecha me parece innecesaria ya que trata de hacer que bienes fundamentales y vitales como la sanidad solo estén al alcance de personas adineradas. Por otra parte los planteamientos de izquierdas que defienden la universalidad de la riqueza son, desde mi punto de vista, un tanto conflictivas ya que atentan contra el esfuerzo personal, ya que a nadie, seamos de derechas o de izquierdas, nos gusta trabajar mucho y cobrar lo mismo que una persona sin ningún tipo de estudios ni esfuerzo en su vida. Evidentemente, la derecha representa a las capas altas de la sociedad, que al irles bien todo no desean que nada cambie para mantener su bienestar indefinidamente. La izquierda en cambio, más preocupada y empática, lucha por los derechos del pueblo, que al verse más desfavorecidos desean cambios que los beneficien y proporcionen un mundo más igualitario. Por último, ambas caras de la moneda son partidarias de cambios, la izquierda de cambios radicales y la derecha de cambios más discretos. De igual forma, ambas posturas luchan por conservar, la izquierda de lo que ya se ha conseguido por los trabajadores y la derecha de las costumbres y el status quo.

    Fran Sivianes Ramírez 1º Bach A

    ResponderEliminar
  4. La derecha y la izquierda, ambos términos se atribuyen a ciertas ideas políticas dentro de un mismo país. En el que cada uno muestra un punto de vista, si la derecha dice blanco, la izquierda dice negro. Hay varios aspectos por los que verdaderamente son muy interesante y también discutibles por cada uno de nosotros.

    Bien es cierto que la izquierda esta relacionada con la clase obrera y la luchadora mientras que la derecha a los altos ejecutivos. Y que tanto en derecha como en la izquierda se enseñan valores diferente. Por otra parte la principal característica es la económica, en la que reflejan una alta cantidad de dinero con lujos, y por otro lado la clase que trabajando solo llega para dar de comer a su familia.

    Hay muchas diferencias respecto a la derecha y a la izquierda, y tal vez se atribuye demasiadas cosas hasta tal punto de ser un extremo. La derecha es un partido conservador y que durante estos últimos 50 años ha gobernado España, y por otro lado el partido que intenta revolucionar y aportar nuevos cambios a la política.

    Para terminar me gustaría destacar un aspecto y es aquel en el que por sentirte español, te digan: Este es de derecha. Esto es un termino que no me gusta de mi país en el que no será de los mejores del mundo, pero deberíamos estar orgullos de formar parte de ÉL.

    PABLO SANCHEZ FARGALLO 1ºA BACHILLERATO

    ResponderEliminar
  5. Se nos ha presentado aquí en este texto las dos corrientes políticas más populares actualmente en nuestro país,la Izquierda y la Derecha. Estos dos movimientos surgieron tras la revolución Francesa, los posicionados en la derecha defendían una organización social que favoreciera a las clases más privilegiadas mientras que la izquierda miraba más por la igualdad de los derechos y el poder de todas las personas sin hacer distinciones entre clases y razas. Así pues la izquierda se centra principalmente en impulsar medidas que garanticen el cumplimiento de los derechos y libertades del pueblo y por otro lado la derecha en medidas enfocadas a asegurar el poder económico-social de los grupos más privilegiados. Si bien hay que decir que esto era antiguamente, los tiempos han cambiado,es cierto que sus metas vienen siendo más o menos las mismas pero con ciertas diferencias ya que en el caso de la derecha la igualdad social forma parte de su proyecto político aunque sin la centralidad que tiene este objetivo en la izquierda.
    La derecha socialmente se inclina más hacia el éxito individual,de hecho la derecha piensa que para que la sociedad mejore,los individuos deben mejorar,por el contrario,la izquierda piensa lo contrario, para que los individuos mejoren debe mejorar la sociedad. Yo personalmente creo que debe haber una conexión entre ambas, la sociedad debe influir en los individuos para beneficiarles , y al contrario,la iniciativa individual es el motor de la sociedad.
    Por otra parte la derecha comparte valores como:
    la defensa de las tradiciones;son más conservadores en cuanto a los cambios culturales y sociales.
    El orden;lucha contra la injusticia que supone igualar a los que no son iguales.
    Por otro lado la izquierda promueve valores como:
    el progreso social
    la libertad
    la igualdad
    la solidaridad social
    Su ideología promueve la intervención del Estado,así como los cambios o reformas. Se caracterizan por ser progresistas.
    Yo no me posiciono con ninguna de estas ideologías pero estoy de acuerdo con aspectos de ambas.
    Estoy de acuerdo por una parte con la izquierda, que representa a las personas por así decirlo más desfavorecidas,quiere la igualdad para todos y el progreso del país y por otro lado creo que es importante el esfuerzo individual y el éxito que este puede conllevar como reivindica la derecha, pero todo el mundo debe tener las mismas oportunidades. Creo que las ideas o propuestas que reivindican ambos partidos realmente en la actualidad no se llevan a cabo del todo,por eso la decepción política que hay actualmente y es por eso también por lo que no me posiciono con ninguno de los dos partidos ya que pienso que no dan lo que prometen y no benefician del todo a la sociedad.

    ResponderEliminar
  6. Diferencias históricas:
    Originalmente el hecho de ser de izquierdas o de derechas viene determinado porque antiguamente en el parlamento francés los afines al rey se situaban a su derecha y los afines a la república a la izquierda. Así empezó también la relación de la izquierda y el progresismo y la derecha y el conservadurismo.
    Históricamente la izquierda también ha estado más relacionada al utopismo y al idealismo promoviendo cambios ideales como la igualdad entre todas las personas de la sociedad pero que es prácticamente imposible de lograr y, en cambio, la derecha ha estado más relacionada al realismo y a la eficacia siendo mucho más conservadora a la hora de realizar cambios.

    Diferencias sociológicas:
    La izquierda representa a las capas más populares, los más pobres, porque promueve la igualdad entre las clases sociales y la desprivatización, apoya a la clase obrera, mientras que la derecha representa a los más ricos, como a los empresarios a los que les conviene la privatización.

    Diferencias políticas:
    Aunque la izquierda está más asociada al pueblo y la derecha a la nación, como en todos los demás aspectos puede haber gente que sea de una orientación política determinada pero tenga una idea que se asocia a el otro extremo.
    En lo negativo, la izquierda tiene la demagogia y la derecha el nacionalismo, dos tipos de política que son distintas en cuanto a los ideales pero semejantes en cuanto a lo que pretenden. Ambos suelen salir a flote en malos momentos del país, la demagogia está orientada a un mundo ideal del que toda persona quisiera formar parte mientras que el nacionalismo apela a la unión de un país, lo que produciría la desglobalización. Resumiendo, el nacionalismo es una vuelta atrás en el tiempo, mientras que la demagogia es la búsqueda de un mundo ideal imposible de lograr.

    Diferencias económicas:
    A la izquierda siempre se le había asociado la confianza en el estado mientras que a la derecha se le ha asociado la confianza en el mercado, en otras palabras, la izquierda busca el hacer todos los servicios, o por lo menos los básicos como educación o sanidad, públicos mientras que la derecha busca la total privatización.

    Diferencias de valores:
    En la izquierda están los valores más relacionados con la igualdad, libertad de costumbres, defensa de los débiles y el disfrutar de lo que tienes mientras que en la derecha están los valores más asociados con la libertad, la libertad de mercado, trabajo y esfuerzo individual y responsabilidad.

    Yo personalmente me considero una persona de izquierdas moderada, ya que estoy a favor de varios puntos de esta parte de la política como la desprivatización y la defensa de los débiles pero también estoy de acuerdo en algunos puntos de la derecha como el esfuerzo individual y el trabajo, ya que si una persona se ha ganado lo que tiene no sería justo quitárselo para dárselo a una persona que no ha hecho ni la mitad de su esfuerzo, todos deberíamos empezar con las mismas oportunidades pero el que las aprovecha más es el que acaba destacando.
    Por lo anterior, pienso que el gobierno ideal de un país debería estar constituido en algunos aspectos como la sanidad y la educación por la izquierda y en otros como la defensa del país y las relaciones con los demás países por la derecha. Esta idea la está tomando a cabo más o menos el actual presidente del gobierno de Francia que ha ganado las elecciones hace poco, ya veremos si este tipo de política da resultado.

    ResponderEliminar
  7. Posicionarse entre la derecha y la izquierda está siempre influido por factores externos, como nuestra situación económica al nacer. Sin embargo, no es esto condicionante total de la opinión del individuo, que se formará a lo largo de su vida, concluyendo este proceso con unos ideales políticos que habrán sido fruto de la observación y la decisión por lo más conveniente y atractivo.
    Las divisiones históricas o políticas están estrechamente relacionadas. La derecha es apoyada por los propietarios e individuos de clases privilegiadas, y a su vez lucha por una situación conservadora. Es una política basada en el deseo de mantener una situación de comodidad. Sin embargo, la izquierda, apoyada por el pueblo, defiende la revolución constante. Es la contraposición a la política anterior, el deseo por la rotura de una situación que no me favorece.
    La visión utópica de la izquierda está ligada a la revolución. Un cambio radical debe perseguir una meta, que normalmente será utópica. Es por ello el apego a lo realista de la derecha, porque resulta sencillo defender la realidad cuando esta es favorable.
    La tendencia al nacionalismo, a la grandeza, es un reflejo de la ambición de las altas clases sociales. Mientras tanto, la preocupación por el pueblo, nos muestra una izquierda preocupada por la situación de los individuos de un colectivo desfavorecido, una faceta que no muestra la nación poderosa defendida por la derecha. Es por ello la oposición a la privatización, porque supondría un individualismo que aumentaría la brecha social en ámbitos como la sanidad o la educación.
    Sin embargo, lo que más expectación me produce es la diferencia de valores. Entre ellos, destaco el esfuerzo personal que defiende la derecha, un esfuerzo que persigue el éxito y que está alimentado por la ambición. Pero, la izquierda abandera también el esfuerzo, un esfuerzo motivado por la ascensión social y la mejora de las condiciones. Es por tanto, la contraposición de un esfuerzo individualista y uno colectivo.
    Lo mismo ocurre con el mérito. Una antítesis de mérito económico y mérito social, al igual que las responsabilidades defendidas no son las mismas.
    Por ello, me posiciono a la izquierda. El avance del mundo se basa en la coordinación y el apoyo mutuo, y la desigualdad no produce más que conflictos de intereses. La defensa de la equidad es el apoyo al pueblo, una clase social siempre más numerosa, a la que sin embargo no se le caracteriza por el esfuerzo (valor defendido por la derecha) a pesar de las constantes cambios que este ha producido.
    El mundo es una sucesión de revoluciones. La situación de los que defienden el conservadurismo nació de la revolución de los que deseaban alcanzar mejor situación. Los empleos con derechos, nacieron de una rotura de la convención que los obviaba. Para finalizar, debemos recordar que la empatía es el motor de la ayuda y esta es a su vez motor del avance, y el factor suerte no afecta igual a todos. La lucha por la igualdad de la izquierda, motivada por la empatía, es el único camino hacia un futuro sin conflictos.
    CLARA VALIDIEZ VÁZQUEZ, 1A

    ResponderEliminar
  8. Existe una verdad ,que el mundo explotara dentro de poco ,como lo ha hecho anteriormente ,solo que no sabemos si podremos volver a recomponer nos luego.
    El capitalismo es insostenible ,pensar que el mundo puede aguantar este ritmo y que el mercado puede acoger a 7.000.000.000 de personas obviando nivel adquisitivo ,dificultades geográficas y el robo de plusvalía es algo totalmente idílico ,la derecha y el capitalismo han creado un mundo falso que repetido a lo largo de años sigue sin convertirse en realidad ,la explotación humana y terrestre para producir es masa y el jugar con dinero invisible el corrupto mercado especulativo demuestra tener limite . Hay que acabar con este circulo de miseria hereditaria y progreso esclavista y esta tarea siempre ha sido labor de la izquierda ,hablo de liberar al trabajo ,acabar con la competencia que nos oprime desde la cuna y derrocar la tiranía del dinero y sus incompasivos lideres que se alimentan de plusvalía aprovechándose del mundo entero .
    A mi parecer la gran mayoría del mundo debería ser de izquierdas ,deberíamos defendernos como clase trabajadora y luchar contra la gran minoría que nos oprime ,recuerdo que en Europa , mas del 50% de la riqueza es controlado por el 1% de la población ,pero ¿si parece tan obvio ,por que no es así ? Porque se nos engaña con la clase media , con el emprendedor , con el boleto de lotería y se nos entretiene con basura comunicativa ,hacen que nos peleemos entre nosotros ,solo hay que ver el caso de los estibadores . En conclusión ,este mundo necesita un seneamiento urgente , eliminar la sociedad patriarcal ,el racismo ,el fascismo ,frenar la agresión imperialista y mucho mas ,la derecha lucha por mantener esto y como ya he dicho ,es labor de la izquierda acabar con todo esto .
    Para finalizar me gustaría acabar con una historia ,fragmento de la película "los lunes al sol" : los siameses nacen abrazados ,comparten útero y se ayudan ,pero una vez fuera luchan por vivir y uno empuja al otro de la camilla ,pero al ser siameses caen los dos al suelo . Esta historia resume la sociedad que el capitalismo y la derecha han creado.

    -Manuel Guillén Riego 1 Bach C

    ResponderEliminar
  9. IZQUIERDA Y DERECHA I

    No voy a negar que soy un anarco rojo de los que al tito Satán le gusta tener a su vera para divertirnos escuchando mis hermanos libertarios Lennon o Hendrix para luego echarnos unas risas con Bill Hicks, pero este debate me recuerda a la típica situación de los juegos de rol en la que encuentras dos caminos y tienes que elegir, puedes ver su apariencia externa en los ideales de los diseñadores, incluso tienden a pintarlo de un color determinado, pero generalmente no sabes muy bien lo que va a ocurrir, así que te terminas decantando por el “menos malo” banalizándolo en soy diestro o zurdo.

    (El individuo es bueno por naturaleza, debe mirar por sí mismo porque esto beneficia a todo en el mercado el cual impulsa la economía beneficiándonos posteriormente a todos , es justo, porque todos somos iguales, y quien no es rico es porque es vago y no se lo ha ganado……)

    Tenemos liberales que defiende el libre mercado e intenta evitar, en lo posible, la intervención del estado en la economía, en particular, y en la sociedad civil, en general. Este movimiento considera que la libre iniciativa y la competencia son los motores que crean riqueza social; por lo tanto, la intervención del estado es entendida como una injerencia totalitaria.
    La libre competencia es un valor clave para el liberalismo. Del mismo modo que en el orden natural la competencia entre los seres genera un ecosistema estable y sostenible, en la economía de un colectivo la competencia entre productores permite que el mercado se amolde a la demanda y la satisfaga convenientemente. La intervención del estado entorpece este orden natural y lo corrompe. El derecho a la propiedad individual debe ser respetado por el estado que no debe tener autoridad, para erosionar las posesiones de los individuos con impuestos. Los servicios sociales deben ser dejados en mano de particulares, ya que si están en mano del estado se produce una competencia desleal y, además, impide el crecimiento económico del colectivo.
    Responsables de la explotación desde la Revolución industrial así como de ideas basada en la destrucción de la diversidad cultural, inspirado una dicotimización desarrollado y subdesarrollado, como bien dicta su legitimado darwinismo político y social, que irónicamente impiden la libertad y meritocracia que tanto aspiran y que ha desembocado en un océano de unos cuantos glaciares altos que observan con desprecio a los mares contaminados de pobreza que cada vez aumenta con la reproducción de gotas que dejan las gotas anteriormente evaporadas del mismo mar. Parece que causar dos guerras mundiales, exterminios, genocidios, explotación, pobreza, desigualdad, destrucción de los recursos de nuestro propio planeta, no ha impedido que los convirtamos en estrellas superiores a las que aspirar.
    Bush, Reagan, Leopoldo II, Trump, entre otros….moralistas de bárbaras posturas que consiguen construir fronteras para separar a quienes única culpa permanece no en ellos sino en la bandera donde nacieron, aprovechando nuestra condición de simbolismo absurdo convirtiendo en etiqueta y posesión nuestros instintos básicos, “si quieres beneficios, ten trabajadores”, “si quieres amor, ten una esposa”, si quieres paz, ten armas” y que por supuesto carecen de ningún reparo a la hora de señalar héroes y villanos. Cada minuto que pasan entre nosotros, es como si una esvásticas se alzase y de repente la gente olvidase que no podemos sobrevivir como individuos, que las manadas son fuertes proporcionalmente a su tamaño, que la competencia no es algo relajado, sino una manera complicada de hacer lo que muchos harían con menos tiempo y trabajo.

    ResponderEliminar
  10. IZQUIERDA Y DERECHA II

    (Los obreros no deben ser oprimidos por el capitalista que lo domina con su sociedad de consumo informalmente desigualitaria, por lo tanto, el obrero debe revolucionarse y alcanzar el fin de la historia donde no habrá más conflicto puesto que no habrá opresión por parte de esta falsa libre competencia absurda en el que se matan 7 mil millones de personas por conseguir lo que la corrompida meritocracia dicta estúpidamente egoísta….)

    Tenemos comunistas desde Platón, se entiende aquí comunismo como la ideología política inspirada por la obra del filósofo alemán Karl Marx.
    El comunismo propone la máxima igualdad social posible, imposible dentro de un sistema democrático burgués y capitalista, el capitalismo es el sistema creado por los predadores para rapiñar a sus presas, promueve desigualdades al promover la acumulación de capital. Por lo tanto, en defensa de la sociedad, el estado, creen los comunistas, debe controlar la economía del país de manera más o menos absoluta. De este modo, el estado planifica la economía de un territorio, las necesidades, a que van dirigidos los recursos, etc.
    En los regímenes comunistas el estado posee los medios de producción de riqueza como las fábricas; los obreros dan la mayor parte de la fuerza de su trabajo al estado pero a cambio reciben de este alojamiento, trabajo, comida, en una economía planificada carente de paro, pérdidas de vivienda por embargo bancario, en un contexto más comunitario que competitivo donde los medios de trasportes públicos son gratuitos o muy baratos.
    En los países comunista existe un solo partido, el partido comunista, que es el que toma las decisiones y delibera. Como todo el mundo puede entrar a formar parte del partido, los comunistas no creen que se esté negando la participación política a nadie. La democracia capitalista es incompatible con el comunismo ya que, desde la interpretación comunista, en las democracias burguesas los órganos del poder y de los medios de comunicación son ocupados por la élite económica o sus fieles vasallos que promueven los valores y la ideología de tales élites.
    Por lo tanto, carecen libertad de prensa, censurando las criticas abiertamente al régimen “traidores a la patria” así como la disidencia política no comunista está más o menos perseguida. Debe tenerse en cuenta que en tanto que el estado provee de todo a sus ciudadanos ejerce o puede ejercer un fuerte poder sobre ellos, por lo que son regímenes políticos que caen fácilmente en el autoritarismo y en cierta falta de respeto hacia los derechos individuales. No obstante, existen y han existido muchos países comunistas, cada uno con sus peculiaridades, en alguno de los cuales los derechos individuales eran más respetados que en otros como podría ser Cuba.
    Responsables de regímenes como los de Mao Tsu Zedong o Stalin causantes de millones muertos que pesan demasiados como para seguir apoyando las ideas de un concepto manchada con el rojo de la sangre de aquellos a quienes juraron defender.




    ResponderEliminar
  11. IZQUIERDA Y DERECHA III

    (La libertad es buena y el humano debe alcanzarla sea como sea, el estado y el consumo capitalista corrompen a este, pero si se revolucionan los obreros pueden empezar de cero, no bajo las partituras ajenas, sino componiendo las propias…)

    Tenemos el anarquismo que suele considerado un movimiento izquierdista revolucionario, con una perspectiva del proceso revolucionario es muy diferente a la del comunismo por lo que estos dos movimientos han estado en continuo conflicto.
    El anarquismo critica al capitalismo por las mismas razones que el comunismo. El capitalismo promueve la desigualdad social y la depredación de los más poderosos sobre los más pobres. En tanto que el motor del capitalismo es la acumulación de capital deja a una capa de población sin parte en la riqueza social.
    Sin embargo, y en esto se separa profundamente del comunismo, el anarquismo también critica al estado, como estructura política creada bajo la base de que unos hombres deben dominar sobre otros y dirigir sus destinos, siendo imposible la igualdad social mientras persistan este tipo de estructura del poder ya que el poderoso frente al que no tiene el poder, representa la diferencia social más radical de todas. Por esta razón el anarquismo propone la destrucción del estado y su sustitución por comunas independientes en las que la democracia sea directa y no representativa; es decir, que cada cual en la asamblea posea derecho a hablar y a votar sobre los asuntos a debatir. Los medios de producción pertenecerán al colectivo de la comuna que decidirá cómo utilizarlos, obviamente para el bien común.
    El anarquismo es respetuoso con los derechos individuales que no dañen la economía colectiva; por esta razón no reconoce al individuo derecho a la propiedad de los medios de producción. Los movimientos anarquistas, por lo tanto, reconocen la igualdad de derechos de todos y la máxima amplitud de estos derechos.
    Responsables de algunos atentados en regímenes cuestionables y de tener demasiada fe en el ser humano ya corrompido por los contextos de dominación, orden y opresión, por muy noble sean sus ideales, existe el temor del monopolio de comunas, la paralización del “desarrollo”, la falta de control en un mundo supuestamente perverso.


















    ResponderEliminar
  12. IZQUIERDA Y DERECHA FINAL

    Los partidos políticos de la democracia han dado reformas repletas de patrañas, que solo han beneficiado a las rapiñas y sus demandas burocráticas, alineando nuestras vidas: apagar el despertador, levantarse, desayunar, vestirse, trabajar, descansar en una comida cuyo corto plazo causa mí atraganto, volver al trabajo, continuar hasta las tantas, acabar, hacer ocio abrazando una fría y cínica guitarra, ducharse, cenar rápido e ir pronto a la cama, para mañana reiniciar la jornada.

    Desde que tengo uso de razón, siempre pueblo es protagonistas de esta historia, los problemas de inseguridad, alimentación y transporte, busca el pueblo para su realidad un líder al que esto le importe. Pero el pueblo está confundido y sus penurias se hacen eternas, mientras prometen arreglar el mundo con elecciones internas.
    Los países vive una realidad tensa, busca la manera de mantener su esperanza protesta y se desespera…mientras las potencias sus bombas lanzan, el pueblo se siente cansado pero el guión no se ha roto, pues el partido está gobernando con los legitimados votos. Van pasando horas, días y la solución aún no aparece, el pueblo clama por un mesías…y tanto derecha como izquierda muy amable se ofrecen.
    El pueblo tiene su dignidad y exige que se le respete, pide solución para su calamidad…y el político promete. La nación vive un infierno el pueblo tiene paciencia, sólo quiere un buen estado y ya no importar centro, derecha o izquierda.

    Mientras me pregunto cuantas veces el puño habré levantado señalando con la voz bien alta: deseando que el desorden que llama orden sea enterrado tras echar sus crímenes al fuego, purificando el aire obsceno como luchadores de la libertad.
    Sin embrago, cuando se delata la madrugada me cuestiono a mí mismo , ¿nosotros trajimos los fusiles repletos de pólvora? ¿Quién mandó el exterminio?, encontraron un pueblo que con votos cantaba, un pueblo por deber y por amor reunido, hasta que su mascota cayó con su bandera, y los niños y niñas sonriente rodaron a su lado herido, frente el estupor del pueblo vio caer a los muertos con furia y con dolor. Pero bajamos las banderas empapada de sangre para alzarse de nuevo frente a los asesinos, sino que aceptamos la mano empapada con nuestra sangre.

    ÁLVARO PASTOR GARCÍA 1BACH C

    ResponderEliminar
  13. Dada la heterogeneidad de las posturas de la derecha política es difícil dar una definición de este concepto que englobe a todos los movimientos derechistas. Quizás una aproximación sea que mientras que en los movimientos de izquierda la igualdad social es uno de los objetivos prioritarios del programa político, en los movimientos de derecha esta igualdad no tiene un papel tan central; a veces los movimientos de derecha propugnan el elitismo o el mantenimiento de ciertas diferencias entre los miembros de la sociedad (sobre todo diferencias económicas); sin embargo, la igualdad social sigue siendo parte del proyecto político de la derecha, aunque sin la centralidad que tiene este objetivo para la izquierda.

    Al igual que la derecha, la izquierda política oscila entre un mayor o menor autoritarismo. A diferencia de la derecha plantea la igualdad social como meta prioritaria de su programa político, aunque en muchas ocasiones esa igualdad se consiga a costa de algunos derechos individuales como el de propiedad o el de libertad de empresa.
También como la derecha, los movimientos políticos izquierdistas tienen posiciones diversas sobre el capitalismo y la democracia. Para algunos el capitalismo es un sistema válido aunque es precisa la intervención del estado para garantizar la igualdad social; mientras que para otros grupos izquierdistas el capitalismo es un sistema intrínsecamente perverso que debe ser transformado de raíz. Igualmente existen movimientos izquierdistas defensores de la democracia burguesa instaurada en Occidente, y otros movimientos claramente contrarios a este sistema político.

    Dada la familia en la que nacemos tendemos a tener una visión diferente, pero esto no tiene por que ser el único factor para fijar nuestra ideología. A lo largo de nuestra vida vamos conociendo, descubriendo, forjando nuestro carácter y nuestra forma de pensar. La ideología de cada persona debe ser el resultado de una comparación de ideas que van surgiendo a medida que maduramos, conocemos y descubrimos.
    Pienso que todavía tengo que conocer más para poder afirmar complemente dentro de que grupo estoy. Pero en realidad pienso que nunca voy a estar en un bando concreto pues no todo es blanco o negro, también existe el gris.


    ROSA ALONSO 1ºA BACH

    ResponderEliminar
  14. Desde que empecé a interesarme por el tema de la política y la economía me he considerado una persona de derechas, partidaria del movimiento neoliberal.
    Muchas veces me han preguntado si no dudo de la eficacia del capitalismo, de que una buena persona se muestre partidaria de él. Mi respuesta siempre es no. No me avergüenza ser partidaria de un movimiento que se centra en el individuo y su superación, y la competencia y el interés propio. Sobretodo, la búsqueda de la libertad individual.
    El mundo se mueve por personas persiguiendo sus propios intereses, y las grandes revoluciones que han tenido lugar a lo largo de la historia han sido protagonizadas por individuos, no por gobiernos. Muchos hablan de que el capitalismo crea pobreza, sin embargo, los países con menor índice de pobreza y mayor índice de desarrollo con aquellos que toman la libre competencia y el mercado. Los países donde peores situaciones sociales podemos encontrar, son los que se alejan. Parece no haber una alternativa visible para mejorar la vida del ciudadano ordinario.
    La riqueza basada en el trabajo y la producción tal y como la defiende el liberalismo, se ve quebrantada por la intervención, cada vez mayor, del estado. Nosotros mismos con la seguridad social creamos una máquina de pobreza. Inducimos a las personas a depender de un sistema social que les proporciona lo necesario, pero que depende de muchísimas personas trabajadoras que posiblemente no estén de acuerdo con él. Eso es lo insostenible, que haya de todo y para todos, la empatía de todos con todos.
    He leído en comentarios anteriores asociar el racismo, el patriarcado, e incluso el fascismo al liberalismo. Admito que sean necesarias algunas reformas consideradas moderadas dentro del propio sistema, pero no se equivoquen, la libertad real de cada individuo no daría lugar grupos sistemáticamente 'superiores'. Es una verdadera paradoja que exista gente defensora, por poner un simple ejemplo, de la inmigración ilegal. Gente que defiende que a estas personas se les facilite algo que es de aquellas personas que contribuyen. Otro ejemplo más de lo insostenible que sería.
    La verdadera libertad de cada uno de nosotros se encuentra en la libertad de elegir. La variedad necesaria para poder sentirnos libres nos la proporciona el capitalismo, esa ideología defendida por la derecha.

    Ana Merino Algaba, 1ºBach C.

    ResponderEliminar
  15. Tras analizar las principales diferencias estoy de acuerdo con algunas de ellas, como podría ser el caso de las económicas y las sociológicas.

    Pienso que la izquierda apuesta más por la intervención del estado para intentar alcanzar una mayor igualdad en la población, mientras que la derecha confía en el mercado para mediar la economía, dando así una mayor libertad. También estoy de acuerdo con la idea de que la izquierda nacionaliza, mientras que la derecha privatiza. Ninguna de las dos posturas llevadas al extremo son positivas, pero encuentro un mayor en privatizar, debido a que no toda las personas podrían permitirse unos servicios.

    Respecto a las sociológicas e históricas creo que están en lo correcto. La izquierda se inclina por el pueblo y la gente con menos posibilidades, y por tanto busca cambios en la sociedad para ayudar a esta clase a prosperar. Sin embargo la derecha opta por conservar lo que se tiene y hacer cambios mínimos, provocando que estas clases no crezcan en varios sentidos, mientras que las clases altas se mantienen por encima. En este caso, también me encuentro a favor de la izquierda, ya que creo que debería haber las mismas posibilidades para todas las personas, y a partir de ahí que cada uno llegase lo más lejos posible con su esfuerzo.

    En cuanto a los valores, los hay neutrales y específicos. Una persona de ideas de izquierda puede apreciar el trabajo y la familia lo mismo que una de ideas de derecha, y viceversa con la solidaridad y compasión (neutrales). La izquierda apoya una jubilación y descanso, para favorecer a los obreros y la derecha la libertad de empresa y la jerarquía (específicas), para conservar el puesto y riqueza de los altos ejecutivos.

    En resumen, yo me considero una persona de izquierdas que cree en un estado laico y una igualdad de base, aunque esto no quiere decir que esté en contra de la derecha, ya que si apoyo algunas de sus ideas, pero no la mayoría. De lo que estoy seguro es de que no existe una tal cosa como “centro”, ya que no puedes favorecer a todos al mismo tiempo, para eso está la alternancia de poderes según la situación lo requiera (no pienso que sea un sistema correcto, pero es el mejor hasta el momento).

    Daniel Pérez Nogues, 1º Bachillerato A

    ResponderEliminar
  16. ¿Eres de izquierda o de derecha? Es una pregunta muy común hoy en día y aún sigo sin encontrarle sentido. ¿Se elige? ¿Naces con ello? Ese es el problema; si eres de derecha, por obligación no puedes estar de acuerdo con algo relacionado con la izquierda y viceversa. Esto se comprueba en el congreso: puede que algún político esté de acuerdo con la idea de otro partido del bando contrario pero si vota a favor de ella no tardará en perder su trabajo. Hablamos de democracia y, sin embargo, somos títeres de la sociedad, de lo que está bien y lo que está mal; blanco o negro, el gris es para cobardes. No estoy de acuerdo con ello, y además añadiré que las dos partes tienen cosas buenas y malas siempre de forma moderada, los extremos nunca son buenos. Pongamos de ejemplo a España y los dos partidos más reconocidos a lo largo de la democracia: PSOE Y PP. Según las necesidades del pueblo gobierna uno u otro; cuando nuestro país necesitaba un cambio social el PSOE fue el partido más votado, en cambio, cuando el país pedía a gritos un cambio económico ganó el PP. Ahora han surgido 2 partidos nuevos y según la prensa hemos dejado atrás el bipartidismo. Esto nos indica que todo está cambiando, ya no es blanco o negro, azul o rojo, sino que hemos añadido otros colores a nuestro esquema político.
    A lo largo de la historia hemos comprobado que ambos lados llevados al extremo pueden causar catástrofes sociales: el comunismo en Rusia o la extrema derecha en Alemania. Los dos tenían algo en común y a su favor: el pueblo estaba desesperado por un cambio radical a cualquier precio. En la actualidad está volviendo a pasar, los extremos están ganando cada vez más votos y la desesperación por parte del pueblo crece directamente proporcional al tiempo.
    También podemos relacionar la izquierda y la derecha con varios términos: el obrero, la igualdad, la defensa de los débiles, la compasión, la solidaridad… están relacionados con la izquierda y son términos buenos para la sociedad hasta que se llevan a un estado utópico; la derecha en cambio se relaciona con el éxito individual, la libertad de empresa, la seguridad, la familia y el trabajo, los cuáles son también términos óptimos pero que, a su vez, crean desigualdades sociales abismales.
    ¿Cómo solucionar las desigualdades evitando la utopía? Tal vez si la política no consistiera en un ‘tira y afloja’ por beneficios propios de los partidos, el congreso sirviera para algo más que ‘sacar trapos sucios’ y el objetivo de todos fuera la mejora del país todo sería diferente; hasta ese momento seguiremos viendo cómo pasa el tiempo y los más desfavorecidos siguen siendo las víctimas de este juego.

    María José López García 1ºA

    ResponderEliminar
  17. IGNACIO CAPOTE JIMÉNEZ - 1 BACH A
    Tras haber leído ambas definiciones quiero expresar mi disconformidad, porque como se ha dicho de siempre, las cosas se demuestran con los hechos, no con las palabras, a lo que me quiero referir con esto es que la izquierda se dedica a predicar una falsa igualdad, que terminan en convirtiéndose en dictaduras con una represión brutal y una pobreza extrema en contadas ocasiones, igualdad, pero seamos todos igual de pobres, pienso que es una simple excusa para gente cuya aspiración en la vida es quitarle a los demás lo que ganaron con el sudor de su frente o el de sus padres lo que ellos no pudieron conseguir, aunque ahora también ha aparecido la modalidad de las personas que tienen mucho dinero y se hacen los progresistas para llegar al poder y seguir lucrándose más a costa de los pobres ingénuos que le creen y creando una falsa clase obrera para reprocharle que no voten a las izquierdas, en la que me incluyo yo y supongo que la mayoría de personas de este instituto en la que vivimos estupendamente con los gobiernos de derechas, aunque con altibajos, como es normal, porque es muy fácil ser progresista en esa comodidad económica sin haber estado viviendo en un régimen de izquierdas severo. Ya que la religión "pertenece" a la derecha, dejar claro que la Iglesia ( a la que tan fuertemente se opone la izquierda ) ha hecho una labor social histórica que nadie más ha hecho, con personas como Santa Teresa de Calcuta, Santa Ángela de la Cruz, Cáritas, las hermandades y millones de personas y asociaciones más, en los que hay gentes de ambas ideologías que han predicado con el ejemplo, en vez de dedicarse a besarse y amamantar niños en el congreso. Esa es la izquierda que merece respeto ya que no actúa con la hipocresía como la gente de ahora que parece que solo saben ir de víctimas para hacer demagogia barata con gente que no tiene la capacidad para verlo o directamente no quiere verlo.
    Yo, he de decirlo todo, mucha economía no entiendo obviamente ya que nunca me han dado nociones sobre el tema, por lo que para mí me parece más importantes los valores de cada cuál que lo económico, me declaro ultra conservador y en contra de la mayoría de "progresos" y sí, entre comillas, porque pienso que es muy fácil calificar con ese adjetivo pero muy difícil que esa reforma sea un avance para la sociedad ya pienso que tenemos una cultura y unas tradiciones que merecen ser mantenidas y es lo más grande que tenemos al igual que tenemos que defenderlo por encima de todo ya que es nuestra seña de identidad y aunque haya gente que no tenga la suerte de verlo y sentirlo no saben lo que es el respeto que después ellos predican para ellos mismos y sus colectivos. Pienso que la sociedad se está depravando y se está pervirtiendo y va a llegar a un futuro que perderemos todos los valores que nuestros abuelos nos han transmitido con tanto esfuerzo. Es por esto por lo que me cuesta pensar que los de izquierdas amen de verdad su país promoviendo el batiburrillo y choque cultural que no lleva a nada bueno, como cuando mueves a un animal de su hábitat y lo metes en otro, puede acabar con la especie autóctona ya sea porque se reproduzcan más, les ataquen o se queden todo el alimento.
    El tema de los nacionalismos creo que es un sentimiento que si todos los españoles tuviéramos nos iría inmensamente mejor, seas de izquierdas o de derechas, todos amparados bajo una misma bandera ( rojaygualda siempre ) y bajo una misma figura que sobrepase cualquier tipo de ideologías que es el rey, odiado por muchos y querido por tantos, ya que es el punto común de todos los españoles que nos representa por igual, un Jefe de Estado no electo es mil veces mejor, porque toda elección conlleva un colectivo descontento que se avegúenza o está en contra del electo.
    Dicho esto queda claro mi posición de derechas, moderado e indiferente en lo econónmico, a la vez que radical y tajante en los valores.

    ResponderEliminar
  18. Analizando todas las diferencias en cada uno de los puntos, comparto ideas con ambos conceptos, aunque mis ideales se decantan más por lo que defiende la derecha. Opino que debemos mirar por nosotros y por nuestros intereses, desde mi punto de vista tenemos el derecho a progresar y mediante esfuerzo y dedicación poder triunfar, para obtener un nivel de vida más alto. Por ello comparto la idea del éxito individual como hace la derecha. Aunque también creo que todo el mundo debería de poseer la posibilidad de llegar lejos, sin estar condicionado por el país donde crezcas, la raza o del sexo que seas (estos factores han influido en gran cantidad de ocasiones a lo largo de la historia, y lamentablemente hay zonas donde lo siguen haciendo).
    Respecto a la privatización estoy de acuerdo hasta cierto punto. Comparto que es necesario privatizar empresas y servicios, y es cierto, ya que si no sería muy complicado progresar y conseguir éxitos individualmente. Pero como dice Ale Castilla, a la hora de la privatizar es posible llegar a un nivel en el que esto se convierta en un acto egoísta, y actualmente hay personas que no podrían permitirse algo que no fuera público. Por lo que a día de hoy esto debería estar regulado.
    A modo de conclusión, no creo que llegar al extremo (en ninguno de los dos casos) sea lo correcto. Algunas ideas de derechas se puede complementar con alguna de izquierda, por ejemplo en mi caso defiendo el éxito individual, la patria y el esfuerzo como medio para conseguir lo que quieres, y a la vez también defiendo la ayuda a los más débiles, la compasión, el ocio…..
    José Martín Medina. 1ºBach A

    ResponderEliminar

Publicar un comentario