A propósito de un cuento de Voltaire


Hemos leído en clase La historia del buen brahmán, de Voltaire. Me gustaría que reflexionásemos justamente sobre reflexión y felicidad. ¿La reflexión nos hace más o menos felices?


Aquí tenéis una famosa escultura. ¿Quién la esculpió? ¿Crees que representa la figura de un hombre feliz? ¿Qué representa?

Analiza el famoso dilema del filósofo Stuart Mill: ¿es mejor ser un humano insatisfecho o un cerdo satisfecho? ¿mejor ser un Sócrates insatisfecho o un necio satisfecho?


¿La reflexión nos aparta de la felicidad o es ella, al contrario, la que nos permite medirla y experimentarla verdaderamente? ¿es inútil reflexionar para ser feliz?

Investiga sobre la vida y la obra de los filósofos Voltaire y Mill. Señala aspectos que te parezcan interesantes.

Comentarios

  1. En cuanto a la primera pregunta nosotros pesamos que te haces menos feliz reflexionar cada paso,cada movimiento,porque te pierdes el poder poder equivocarte y en la equivocación se halla el saber.Es fácil decir "yo soy feliz" cuando lo meditas todo pero debes de saber que esa felicidad es buscada no hallada.

    el nombre de la escultura es el pensador de Auguste Rodin ambos pensamos que no representa a un hombre feliz es mas lo representa abatido sentado en una roca meditando sobre sus errores o aciertos que le hicieron infeliz

    Creemos que una persona completamente sabia no es del todo feliz mientras que un cerdo (persona no sabia que se conforma con lo que tiene y lo que sabe aunque sea poco,no necesita mas ) es feliz gracias a la ignorancia frente al saber absoluto de la persona sabia.

    Pensamos que meditarlo todo te aparta de la felicidad puesto que te vuelve frio y calculador meditando cada paso hasta cada sentimiento que tienes hacia otras personas.

    Por Mario Navarro Robles y Javier Hernández Mateo 1 Bach A

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la equivocación se halla el saber... una conclusión sorprendente, pero no argumentada.

      Eliminar
  2. El ser humano tiende a formularse todo tipo de preguntas a lo largo de su vida, ya sea el porqué de su existencia, o cómo se realiza la fotosíntesis en una planta. Esto nos hace reflexionar sobre distintos temas, bien filosóficos o científicos.
    Considerar la meditación como base de la felicidad es algo erróneo, debido a que la mayoría de las veces que lo hacemos desenterramos conclusiones negativas sobre el asunto que nos planteamos. La producción de ideas desfavorables hacia una cuestión crea en nosotros una desconfianza que hará que continuemos reflexionando sobre ello sin encontrar una solución que nos tranquilice.
    Por otro lado, debemos destacar que los grandes cambios, ya sea en nuestra vida o en la sociedad, provienen de personas que han dedicado su tiempo a la filosofía. Además, hará que conozcamos más sobre un tema determinado.

    Estrella Pérez Tavero y Alberto García Rodríguez, 1ºA Bach.

    ResponderEliminar
  3. “Bendita ignorancia” nos dice la sabiduría popular, y en este caso tiene razón el ignorante vive tranquilo, sin preocupaciones ni inquietudes, pero también incompleto. Esto no quiere decir que la reflexión de la felicidad, puesto que no la da, pero nos completa.
    Llegados a este punto se nos plantea una duda razonable, si la ignorancia nos deja incompletos y la reflexión desencantados, ¿estamos condenados a una de estas dos cosas de por vida? No ya que si bien la ignorancia no es una felicidad completa, nos da una falsa sensación de esta.
    Pero una vez llegado el punto de la reflexión no podemos volver a la ignorancia, pero no por eso debemos dejar de ser felices por el resto de nuestra vida, si no que tenemos que darnos cuenta de el tipo de felicidad que estamos buscando, ya que esta al igual que nosotros ha cambiado.

    CARMEN CORONEL RIVERA

    ResponderEliminar
  4. Depende de a qué atribuyas la pregunta.
    Es complicado, pues en algunos momentos, prefieres no saber ciertas cosas, mientras que en otras situaciones, es como si necesitases inexplicablemente saberlo todo.
    Por ejemplo, si no supiésemos que existe el hambre, el sufrimiento... Viviríamos más felices, porque no nos preocuparíamos por las persnas, ni tampoco por si nos podría pasar a nosotros alguna vez. También es posible que fuésemos más felices si nos diesen a elegir el saber o no el momento de nuestra muerte y eligiésemos el no. ¿Por qué vivir una vida amargados pensando en nuetra muerte, pudiendo ser felices, ignorando lo que aún no ha sucedido, y que probablemente, no sucederá hasta dentro de mucho tiempo? O de poco, qué mas da. Si yo supiera que voy a morir mañana, tendría dos opciones: la de vivir la poca vida que me quede al máximo; o deprimirme, porque me voy a perder la mayoría de cosas. Lo más seguro es que quisiera hacer lo que he dicho en primer lugar, pero sucediese lo que puse en el segundo. Así que lo mejor sería que siguiese siendo una ignorante.Por otro lado, hay veces en las que queremos saberlo todo. En clase, por ejemplo, hay temas que nos interesan y queremos conocerlos más a fondo e incluso miramos por internet. Pero hay algo que, aunque lo queramos saber a fondo, ni internet nos puede ayudar. Me refiero a conocernos a nosotros mismos, o saber si la persona que te atrae siente lo mismo por ti. Hay momentos en que es lo que más deseas, que le preguntas a todo el mundo: "Oye, mira, que Pepito me ha dicho no sé qué. ¿Crees que significa algo?" Y claro, la otra persona que sabe lo mismo o menos que tú, te responde: "Yo creo que sí, porque si yo estuviese en su posición y dijera eso sería por algo". Y claro, como conoces la opinión de la otra persona, crees saber algo más , y entonces estás feliz, aunque sepas que lo que ese amigo te ha dicho puede no ser verdad, y que no es tan verídico como lo que la persona en cuestión te podría decir si le preguntases.

    ResponderEliminar
  5. Tras meditar sobre las posibles respuestas a las preguntas que se hallaban en el texto, hemos llegado a la conclusión de que es técnicamente imposible encontrar una verdad absoluta para esta respuesta, porque que siempre dependerá del individuo que se la formule, ya que hay personas a las que el hecho de ser "ignorantes" no les obstaculiza el llevar una vida plena, mientras que otras personas necesitan saciar su curiosidad ya que el hecho de no tener una respuesta a las preguntas existenciales de la vida les atormenta de tal manera que les hace llevar una desdichada vida.

    Por ese mismo motivo hemos decidido argumentar nuestro propio punto de vista sobre esta conjetura para así poder exponerla más fácilmente. Para ello, hemos decidido poner un ejemplo que a lo largo de la vida muchas personas podemos padecer.
    Supongamos que tenemos dudas a cerca de la fidelidad de nuestra pareja, ¿qué preferirías? ¿seguir viviendo con esa gran duda que no te deja disfrutar de la relación al completo o resolver el posible enigma? (aunque este pueda llevarte a una tristeza desoladora)...
    Nosotras opinamos que aunque a veces la verdad pueda llegar a doler, siempre será el camino más certero para lograr alcanzar la plenitud.
    Ana Esperanza Lagares Albenca y Rachely Amaro Frías. 1º Bachillerato A

    ResponderEliminar
  6. Esta célebre escultura llamada ‘’El pensador’’ fue esculpida por el artista Auguste Rodin. Al indagar sobre su significado, destaca que es una persona liberal, decidida a empezar a conocer y a ampliar sus conocimientos a través de la poesía.

    Con respecto a la situación que plantea Stuart Mill, es mi opinión que el hecho de querer conocer más allá de lo que está escrito no contribuye a la felicidad plena. Es debido a que, aquellas cuestiones de las que podemos generar infinidad de preguntas, podrían resultar tener una respuesta insatisfactoria. En este caso, el ser humano no se conforma y continuará reflexionando aunque no encuentre la solución, siendo esto un hecho que le atormenta.

    Por el contrario, aquel ser que ignora todo conocimiento podría llegar a ser feliz, aunque sea en un estado de felicidad ‘’incompleta’’ ya que nunca será capaz de desechar la mentira o el engaño.

    Finalmente, algunos datos que me llaman la atención sobre estos personajes:
    - Voltaire defendió principalmente la tolerancia.
    - Mill opina que las personas no tienen derecho de intervenir llevando a cabo acciones que puedan dañar a sí mismos, ya que puede llegar a perjudicar a otros.

    ResponderEliminar
  7. Pocas personas consentirían que se las convirtiera en alguno de los animales inferiores; ninguna persona instruida en ser un ignorante, ninguna persona con sentimiento y sensible en ser egoísta .
    Es indiscutible que un ser dotado superiormente siempre sentirá que toda la felicidad a la que puede aspirar será imperfecta. Pero puede aprender a soportar esas imperfecciones.

    ResponderEliminar
  8. Desde nuestro punto de vista reflexionar nos hace menos felices, el hecho de analizar cada aspecto de la vida quita en cierta parte ese sentimiento humano como puede ser la equivocación o la curiosidad que se te plantea ante si has hecho algo bien o mal. Desde nuestro punto de vista la vida tiene que tener una parte de espontaneidad y no vivirla completamente bajo una mirada calculadora y analítica.

    Esa escultura es El pensador de Auguste Rodin. No parece que represente a alguien feliz. Este hombre parece como martirizado al reflexionar sobre sus errores del pasado, sin ser capaz de vivir el presente plenamente por sus tormentos.

    Ante el dilema de Stuart Mill pensamos que un humano con conocimientos de la vida no es completamente feliz porque el tener estos conocimientos ya le crea cierto tipo de inquietudes, mientras que ser un “cerdo” aquí sería tomado como algo bueno ya que vive sin preocupación alguna.

    Para la ultima pregunta nosotras no sabemos exactamente que pensar sobre esto. La reflexión te aparta de la felicidad por que comienzas a dudar sobre todos tus actos y pensamientos, mientras que el no reflexionar y mantenerte en la incultura tampoco nos parece del todo correcto porque te ofrece una realidad errónea de como son las cosas.

    Carmen Rivas y Martina Aste 1°Bach

    ResponderEliminar
  9. Menos felices, es así porque a través de la reflexión escasamente obtenemos respuestas satisfactorias y también por el hecho de que en la ignorancia no existe la felicidad. Saber ignorar nos da la felicidad que no encontramos en la reflexión, y eso es uno de los puntos de la sabiduría; el saber vivir feliz a través de la ignorancia, es decir, ser tan sabio como para controlar lo que ignoras, lo que quieres que te importe y reflexionar sobre lo que importa.

    La esculpió Auguste Rodin, escultor francés. Originalmente esta se llamaba “El poeta”, representaba un cuerpo torturado y al mismo tiempo un hombre de espíritu libre decidido a trascender mediante la poesía.
    El escultor se refería de la siguiente forma al hecho de que El Pensador, pensara:
    “Lo que hace que mi Pensador piense, es que él piensa no sólo con su cerebro, con su ceño fruncido, con sus fosas nasales distendidas y sus labios comprimidos, con cada músculo de sus brazos, espalda y piernas, con su puño apretado y sus dedos de los pies agarrados.”

    Desde mi punto de vista es mejor la primera opción en las dos preguntas, que viene a ser la misma opción, la opción de reflexionar y vivir en tu “realidad”.

    ResponderEliminar
  10. A propósito de un cuento de Voltaire

    Nosotras pensamos que la reflexión nos hace más felices ya que nos da más conocimientos.

    Esta escultura es obra de Auguste Rodin, llamda "El Pensador". No representa a un hombre feliz sino a la reflexión.

    Sobre el famoso dilema de Stuart Mill, es mejor ser humano insatisfecho que un cerdo satisfecho o lo que es lo mismo, un Sócrates insatisfecho que un necio satisfecho. La insatisfacción es siempre mejor porque eso significa que siempre se está en búsqueda de algo nuevo por lo que experimentar hasta llegar a la felicidad.

    Como hemos dicho antes, bajo nuestro punto de vista es la reflexión la que nos permite medirla y experimentarla verdaderamente.

    Finalmente, datos interesantes sobre Voltaire y Mill: Voltaire, fue un filósofo que defendía la tolerancia por encima de todo. < No comparto lo que dices, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a decirlo.> Mill, este filósofo pensaba que había un consenso universal sobre el hecho de que todos los humanos pretenden ser felices.

    CARMEN Mª VALDIVIA Y SOFIA SALAS 1º BACHILLERATO A

    ResponderEliminar

Publicar un comentario