La filosofía en otras culturas

 

El pensamiento filosófico surgió también en otras zonas de cultura. En la India aparece contenida en los Upanishads (los comentarios de los Vedas) o en las enseñanzas de Buda; en China la enseñaron Confucio y Lao-Zi y sus seguidores.

Los textos filosóficos más antiguos son comentarios a los textos sagrados del hinduismo. Incluyen reflexiones sobre la realidad absoluta o Brahman, desconocida para la experiencia humana, siempre cambiante. Los Vedas se preguntan por el origen, ¿por qué hay algo? Y se muestran escépticos respecto a la posibilidad de hallar respuesta. Hay serias dudas de que pueda hacerse solo con la sola razón o reflexión. Más bien la vía adecuada es la de una experiencia mística unificadora y totalizante (mukti) a la que se accede a través del ejercicio (yoga), de la autodisciplina espiritual que nos lleva a alcanzar una realidad más profunda, lejos de la superficial en que nos movemos cotidianamente. Se trata de una experiencia liberadora del sufrimiento, de la reencarnación.


Sidarta Gautama, Buda, el despierto, centra su reflexión en la superación del sufrimiento humano a través del nirvana, el apagamiento del deseo que está en su raíz.


El budismo se introdujo también en China y Japón. En China ya existían dos escuelas importantes de filosofía, el taoísmo y el confucianismo. El taoísmo (tao, camino) de Lao-Zi, persigue la armonía a través del orden natural, del equilibrio de los opuestos (pero también complementarios) naturales, simbolizados en el yin y el yang. Es un interesante pensamiento basado en la observación y la introspección. El confucianismo de Confucio (Kong-Fu-Tzi) se centra en los problemas sociales y políticos y busca desarrollar una ética del buen gobierno para alcanzar un orden social justo (jerarquizado pero cuya base es la familia).


Elementos de filosofía teológica encontramos también en el zoroastrismo persa y en los profetas hebreos. También en el mundo judío surge posteriormente la ética cristiana, probablemente la más influyente en la filosofía occidental.

Entre árabes y judíos, ya en la Edad Media, surge también una influyente filosofía basada en los clásicos griegos. Los cordobeses Averroes o Maimónides son sus más importantes representantes, difundidos por Europa a través de la Escuela de Traductores de Toledo.

En general, en todas las culturas, desde América Central (toltecas, olmecas, mexicas, mayas) a América del Sur (incas) o el África subsahariana, se han elaborado relatos que expresan ideas filosóficas sobre el mundo, el hombre y su destino.

Actividad: busca en Internet algún texto filosófico interesante de la filosofía no occidental y coméntalo.

Comentarios

  1. Comentario de dos frases de la filosofía budista.


     "No vivas en el pasado, no imagines el futuro, concentra la mente en el momento presente."

    El pasado, el lastre que arrastramos a lo largo de toda nuestra vida y que, a menudo, nos tortura regresando a nosotros de una forma devastadora. Pero, lo mejor que se puede hacer es dejar ir ese dolor, que el pasado no te defina, que solo te enseñe por donde no se debe volver a pasar. Si el pasado aún te persigue, prueba a enmendar esos errores con una actitud positiva y altruista que aspire al bien común. No importa lo que hiciste, importa lo que vas a hacer.
    Pasa lo mismo con el futuro, a menudo nos agobiamos dándole vueltas a todos los posibles caminos y a todas las posibles consecuencias de nuestros actos, obteniendo como resultado solamente infelicidad e incertidumbre. Cuando así no cambiaremos nada de lo que tenga que venir. Presente somos y en el presente debemos vivir. Actúa y toma las riendas de tu ahora.

    "Hay tres cosas que no se pueden ocultar por mucho tiempo: El sol, la luna y la verdad."

    Así como el sol aparece cada mañana y la luna se muestra cada noche, la verdad acaba saliendo a relucir sin importar cuan profunda la intentes enterrar. Las mentiras se desvanecen fácilmente como arena en el viento, siendo la verdad una roca inamovible. ¿Cuan puro sería el mundo si todos tuviéramos el coraje de enfrentarnos a la verdad y no auto engañarnos con vanas mentiras como un efecto placebo poco duradero? ¿Cuántos disgustos y traiciones nos ahorraríamos si la mentira se quedara en algo pasado? Vivir en la honradez y honestidad más absolutas es el verdadero camino para alcanzar una felicidad verdadera y libre de preocupaciones, ya que quien miente solo se tortura con un peso extra en su espalda.

    “Como nada es más hermoso que conocer la verdad, nada es más vergonzoso que aprobar la mentira y tomarla por verdad”
    -Cicerón.


    Celia Rodríguez Cabanillas y Fran Sivianes Ramírez, 1º bach. A.

    ResponderEliminar
  2. “Cuatro nobles verdades del budismo: El sufrimiento existe, el sufrimiento surge del apego al deseo, el sufrimiento cesa cuando el apego al deseo cesa, la liberación del sufrimiento es posible mediante la práctica del noble camino óctuple”
    Los budistas afirman la existencia del sufrimiento, pero a su vez también afirman que se puede vivir sin sufrimiento alguno. Personalmente no sigo este pensamiento, ya que creo que llevan a una vida encerrados en ellos mismos, puede que de esa forman se libren del sufrimiento, pero no creo que eso del de una verdadera felicidad. A continuación voy a analizar cada una de las verdades desde mi punto de vista:
    “El sufrimiento existe”: Estoy de acuerdo con ello, ya que la felicidad no dura para siempre pero sin sufrimiento, ¿Cómo conoceríamos en placer? Con lo que tampoco opino que sea algo malo, obviamente vivir en constante sufrimiento no es bueno, pero su existencia en sí hace valorar más la vida.
    “el sufrimiento surge del apego al deseo” Estoy en parte de acuerdo, ya que si no alcanzas aquello que deseas sufres, ya sea por impotencia o desilusión. Por otra parte estoy en desacuerdo ya que del deseo también surge la felicidad, en la vida no siempre alcanzas lo que quieres pero tampoco todo serán fracasos. Hay cosas que logramos y nos traen felicidad, con lo que del deseo no tiene que surgir siempre el sufrimiento. Por otro lado este también puede surgir de otras cosas para nada relacionadas con el deseo, por ejemplo, si caes enfermo, alguien podría debatir el hecho de que te hace sufrir porque deseas tener una vida sana, pero ¿Eso es un deseo o un pensamiento básico de la vida humana?
    “el sufrimiento cesa cuando el apego al deseo cesa” Vuelve a surgir la misma cuestión de antes, parte de verdad tiene, ya que si no alcanzas un deseo, sufres, pero si te das cuenta de que por mucho esfuerzo que hagas no lo vas a conseguir, dejas de intentarlo y te centras en otra cosa, así el sufrimiento acaba, ya que cambias de ideal, pero por otro lado puede surgir otro tipo de sufrimiento, el sentirte vacío, al cesar tu apego al deseo puede que no encuentres un sentido a tu vida, sentir que no vales para nada, no todos los deseos tienen que ser cosas materiales, puedes desear tener una familia, colaborar en ayuda humanitaria, … Con lo que no creo que para cesar en sufrimiento haya que romper con todo lo que sea pensamientos propios sobre lo que deseas en tu vida.
    “la liberación del sufrimiento es posible mediante la práctica del noble camino óctuple” antes de dar mi opinión veo necesario explicar que es el camino óctuple (conduce a la Cesación del Sufrimiento; es decir, Recto Entendimiento, Recto Pensamiento, Recto Lenguaje, Recta Acción, Recta Vida, Recto Esfuerzo, Recta Atención y Recta Concentración). Este conlleva un aislamiento del mundo, encerrarte en tu propia mente siguiendo unas reglas específicas y unas pautas de pensamiento, puede que esto les lleve a no tener sufrimiento, ya que se encierran en sus propias ideas y no dejan que nada los altere, pero no creo que esto les de la felicidad. Presos de sus propias ideas y de su manera de vivir la vida, no creo que se den cuenta de las cosas que pasan en el mundo que les rodea.
    En conclusión podríamos decir que lo budistas buscan una vida sin sufrimiento, pero esta vida se aleja a lo que en nuestra cultura entendemos como felicidad, con lo que no me parece un buen estilo de vida.
    VICTORIA LÓPEZ BERROCAS 1ºA BACH

    ResponderEliminar
  3. Una frase célebre del maestro ‘’Lao Tsé’’ divulgador junto a Confucio de la filosofía en Oriente.
    ‘’Aquello que para la oruga es el fin del mundo, para el resto del mundo se llama mariposa’’
    A lo largo de la vida, el ser humano se enfrenta, desde su nacimiento, a continuos conflictos que debe aprender a superar. Estos, van desde el más sencillo problema hasta el mayor drama conocido.
    Con el paso del tiempo la mayoría son superados. Sin embargo, existen lo que podemos llamar ‘’situaciones de bloqueo’’. Ese momento en el que el pasado nos frustra, y el problema nos oscurece el futuro, y de repente, todo parece ser negro. Nada aparenta tener solución, y el problema se adueña de nosotros, anulándonos la razón. Ese es el fin del mundo para la oruga.
    Sin embargo, aquí aparece el término relativizar. El prisma desde el que se observan las cosas, determina casi por completo el modo de afrontarlas. Ese conflicto que nos abruma, a ojos de otra persona es posible que tenga solución, y el conflicto que agobia a este, para nosotros será sencillo.
    Es por ello, que en parte la clave de la felicidad es aprender a relativizar, a escoger el prisma correcto. Quizás los finales no sean más que nuevos comienzos, y lo que a veces parece no tener solución, tiene la respuesta más sencilla de todas, la cual se obtiene mirando con los ojos adecuados. Esta forma de afrontar idónea, se obtiene a través de la reflexión, de la llamada filosofía.
    ‘’Estudia el pasado si quieres pronosticar el futuro’’
    Creo que una de las únicas certezas sobre comportamientos del ser humano, es que solemos tropezar dos veces con la misma piedra. Cometemos un error, y este a pesar de dañarnos de menor o mayor forma, puede sin duda alguna volverse a cometer. Es quizá por ello por lo que llamamos sabio a aquel que aprende de sus equivocaciones.
    Con esta reflexión, Confucio nos muestra que la vida es cíclica. Lo que ha ocurrido, si no se lucha a toda costa para evitarlo, volverá a suceder. ¿Por qué? La clave se encuentra en el desconocimiento de las consecuencias. Por ejemplo, si desconocemos la influencia que tuvo la idea nazi sobre el colectivo judío, y los daños que esto produjo, nadie podría asegurar que eso volviese a ocurrir.
    Por ello, la única forma de tener un porvenir próspero, es identificar aquello que arruinó el pasado. Y esta teoría, la cual aplicada crearía un futuro maravilloso, no es cumplida a rajatabla por el ser humano, el cual como predijo Confucio, suele volver a caer en el mismo abismo, pareciendo olvidar las heridas de la primera caída.
    CLARA VALIDIEZ VÁZQUEZ, 1 A.

    ResponderEliminar
  4. “El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional”

    "El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional" decía Buda después de años de aprendizaje y meditación. ¿Es el sufrimiento realmente algo que podemos elegir?
    Tanto el sufrimiento como el dolor son parte de nuestra vida, aunque en ocasiones sufrimos innecesariamente. Cuando nos abrimos a la vida, nos puede llegar el dolor en cualquier momento. Al enamorarnos, al tener hijos, al elegir una forma de vivir determinada, al hacer amistades, al perder a alguien…En todas estas ocasiones nos hacemos candidatos al dolor. Por tanto, el dolor está presente en nuestra vida lo queramos o no.
    De vez en cuando hay que sentir dolor pero no vivir con él, nunca hay que dejar que este se apodere de nosotros ni de nuestra vida. No elegimos que nos hagan daño, pero si quien nos lo hace, bueno, más bien permitimos. A diario, veo a miles de personas que sufren por otras y en la mayoría de los casos parejas en las que uno de los dos miembros permiten ese dolor. Pero perdonad que os diga que a las personas a las que se les quiere no se les hace daño. Supongo que a veces solemos hablar a través del dolor que sentimos y no como de verdad nos gustaría. La angustia nos ciega y cuando al fin conseguimos que el dolor se marche de nosotros, es cuando somos capaces de mirar más allá del daño que no has podido hacer esa persona o incluso del daño que nosotros hayamos podido causarle. Empezamos a ser felices. Aprendemos a perdonar. A las personas solo nos puede dañar aquello a lo que le damos importancia ¿no?
    El sufrimiento en cambio, es una elección. Incluso a veces es una posición de vida. Una manera de mostrarse ante los demás. El sufrimiento puede durar toda la vida, aunque el hecho que lo provocó ya haya pasado. Ante el sufrimiento no solo intervienen emociones sino que también interviene los pensamientos. Evitar el sufrimiento inútil puede consistir simplemente en dar un paso atrás, desligarse emocionalmente y ver las cosas desde otra perspectiva. Por lo que el dolor es algo físico e inevitable, pero el sufrimiento es una elección, porque depende de nosotros, de nuestros pensamientos y de nuestras emociones.
    MARTA GALIANO GUZMÁN 1ª BACHILLERATO

    ResponderEliminar
  5. cita del pensador hinduista indio Mahatma Gandhi:
    "La felicidad esta en la lucha, en el esfuerzo, en el sufrimiento que supone la lucha y no en la victoria misma"

    Creo que lo que quiere decir la frase es que lo mas importante, lo que nos hace feliz no es la victoria o el llegar a conseguir algo, sino el camino, el haber dado todo lo posible de nosotros mismos para conseguir aquello que deseamos y que incluso cuando a veces no lo logramos estamos contentos con nosotros mismos. Y estoy de acuerdo con la frase.

    Frase de la filosofía budista:
    "Cuanto menos se ilusionan las personas, más capacidad tienen de ser felices"

    Creo que la frase quiere decir que cuando no esperas algo puedes ser más feliz ya que si después no sucede no te sentiras mal. Pero yo no opino eso, yo creo cuando te ilusionas te sientes bien, te sientes vivo puede que después no ocurre aquello que has imaginado pero la felicidad no es para siempre es un estado de animo que te hace sentir bien por un periodo de tiempo y por otro lado si no imaginas nunca pasa nada así que no estoy de acuerdo con esta frase.
    Selena Romero y Rocío Quiñones

    ResponderEliminar
  6. David Jesús Árbol Guerrero Nº2 -1ºA Bachillerato
    El budismo es una de las religiones más antiguas y su característica más destacada es la ausencia de un dios. Se basa en las enseñanzas de Buda, “El iluminado”, que comprendió el significado de la felicidad real y verdadera en contraposición al dolor y sufrimiento. El texto contiene la base para guiarnos hacia una vida sin dolor, sin deseo ni ignorancia: el Nirvana. Este último concepto explica el estado de revelación en el que encontramos el verdadero valor de la vida y distinguimos el origen del sufrimiento del dolor físico.

    El dolor forma parte de la vida y debemos ser conscientes de ello ya que es un hecho. Uno de los aspectos más llamativos es el apego a lo indeseable pues la sociedad occidental actual principalmente consiste en ello. Labramos una personalidad afirmada por nuestras posesiones y logros para mostraros importantes entre la multitud cuando en realidad no somos nuestro trabajo, ni dinero, casa, ropa… El mundo capitalista nos incita a tener una visión vital que provoca sufrimiento si no conseguimos nuestra meta inalcanzable, ser superior. Al tener satisfechas nuestras necesidades básicas creemos nuestra vida duradera y no la valoramos como deberíamos cayendo así en el apego al materialismo y en ocasiones a enfermedades psíquicas. La vida de por sí es frágil y no necesitamos viajar al tercer mundo para observar esta característica, es más, cualquiera podría morir en un instante de un accidente o muerte súbita. Debemos saber, no temer, que la muerte es un hecho, palabra tabú en occidente.

    Focalizado desde mi perspectiva europea, debemos separarnos del afán enfermizo de superioridad para llegar a una meta y centrarnos si esta meta es la que verdaderamente necesitamos para acercarnos a la felicidad y reflexionar: la meta en sí no es el verdadero fin, sino el camino para llegar hasta ella que nos hace crecer y cultivarnos en el mundo en que vivimos. Así, si nuestro papel en el mundo acaba inesperadamente, estemos satisfechos con nosotros mismos.

    En conclusión, la filosofía y el budismo inciden en el uso de la observación como herramienta; no solo exterior, sino interior para comprender las emociones y pensamientos que mueven a los demás y a nosotros mismos a enfocar tu vida de un determinado modo. Este es el camino para determinar lo que es el bien o el mal; entender la realidad de la vida y nuestro papel en ella para extinguir, en mayor o menor medida, el sufrimiento.

    ResponderEliminar
  7. Estoy gratamente sorprendido de que estos muchachos sean capaces de razonamientos y/o sentimientos tan profundos. Leyendo lo que dicense puede recobrar la confianza en esta nueva juventud. Pena que esta mutación espiritual no se propagues con más fuerza. Mi enhorabuena a todos ellos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario