Una cuestión filosófica


Aparte su truculenta fantasía, a veces los mitos encierran gran profundidad, precisa inteligencia, sutiles lecciones. Valga ésta que sigue como ejemplo, porque no hay historia más ejemplar del sinsentido que la que se cuenta de Sísifo, rey de Corinto.
Sísifo, hombre notable, promotor de la navegación y el comercio, fue también avaro y mentiroso y recurrió a medios ilícitos, entre los que se contaba el asesinato de viajeros y caminantes, para incrementar su riqueza. No obstante, en lo que destacó, sobre todo, fue en astucia.
Cuando Tánatos fue a buscarle, Sísifo le puso grilletes, por lo que nadie murió hasta que Ares vino, liberó a Tánatos, y puso a Sísifo bajo su custodia. Pero aún no se habían agotado todos sus recursos: antes de morir le había dicho a su esposa que cuando él se marchase no ofreciera el sacrificio habitual a los muertos, así que en el infierno se quejó de que su esposa no estaba cumpliendo con sus deberes, y convenció a Hades para que le permitiese volver al mundo superior y así disuadirla. Pero cuando estuvo de nuevo en Corinto, rehusó volver de forma alguna al inframundo, hasta que allí fue devuelto a la fuerza por Hermes.
Como castigo, Sísifo fue obligado a empujar una piedra enorme cuesta arriba por una ladera empinada, piedra que, de alcanzar la cima, siempre rodaba hacia abajo, y Sísifo tenía que empezar de nuevo desde el principio. 
Sísifo no quería morir y nunca moriría, pero a cambio de pagar un alto precio: cumplir esta absurda e interminable tarea.

Razona ahora si estas modificaciones en la historia de Sísifo dotarían a su vida de sentido:
-Sísifo gana mucho dinero por su tarea
-Sísifo no trabaja solo
-Sísifo desea hacer lo que hace

Comentarios

  1. Sísifo fue castigado tras hacer tantas maldades en su en su vida a la gente y a su mujer. Este castigo fue una tarea que tiene que hacer durante toda su vida, esta tarea se trata de arrastrar una roca gigante sobre una pendiente hasta llegar a la cima, pero siempre que llegaba a la cima la roca caía por la cuesta y tenia que volver a subirla, así toda su vida.

    Yo pienso que Sísifo no gana nada de dinero, ya que es un castigo que le implantaron y los castigos no llevan recompensas. Ya que por ejemplo, si a mi me castigan sin salir no me van a dar dinero. Lo que buscan los castigos es que aprendas de todo lo malo que has hecho y reflexiona.

    En su tarea Sísifo si trabaja solo, ya que no hay nadie que le ayude en su castigo, se encuentra el solo con una roca, nada más.

    Yo creo que Sísifo no desea hacer ese castigo ya que es algo que tiene que hacer durante toda su vida, pero a lo mejor al pensar lo que le ha hecho a todas las personas, piensa que se lo merece, pero no llegar al punto de querer hacerlo para siempre.

    Jaime Mármol Torres y George Sadouski

    ResponderEliminar
  2. Creemos que ninguna de estas opciones darían sentido a su vida. Cierto es que se trataba de un hombre avaro, mentiroso; adoraba la riqueza. Pero, ¿de qué le serviría ganar dinero por esa tarea si no podría ni mostrarlo al mundo ni utilizarlo en su beneficio? Además, carecería de libertad.

    Aunque el trabajo lo hiciese acompañado, el castigo no terminaría nunca. La compañía podría servirle como consuelo durante un tiempo determinado, pero acabaría odiando a su compañero si resultaba tan malo como lo había sido anteriormente. No tendría vida.

    Realmente podría interpretarse que Sísifo quería hacer lo que hacía, puesto que era eso o morir. Él decidió.
    Pero si a Sísifo le gustase hacerlo, seguiría sin tener sentido, ya que la vida es mucho más que eso. No todo lo que ocurre en nuestras vidas es de nuestro agrado, pero sin cosas malas no podríamos apreciar las buenas; no podríamos apreciar la felicidad.

    No todos los vivos viven su vida, y Sísifo era uno de ellos.


    Ana Merino Algaba y Sabrina Menéndez-Cuestas Sosa. 1ºBach C.

    ResponderEliminar
  3. Se trata de u texto narrativo en el que se cuenta la historia de Sísifo, persona avaro, mentiroso pero sobre todo astuto. Pensaba la mejor forma de aumentar sus riquezas basándose en la frase `el fin justifica los medios´ pues busca su mayor satisficación sin importancia los medios. Por su maldad Tánatos, la muerte vino en su busca pero Sísifo lo tuvo amarrado hasta que Ares lo libero.

    Sísifo fué destinado al infierno, pues al tiempo pidió una pequeña liberación para disuadirla. Cuando debería de volver al infierno, al tiempo, el se negaba a volver por lo cual fue castigado cargando una piedra hasta la cima y cuando bajara debía volver a subirla.

    Partiendo del castigo se saca las siguientes cuestiones: el hecho de que le pagaran por su tarea no le dotaría pues el dinero ganado sería inaprovechable pues no podría dejar de trabajar; si no trabajará solo si le dotaría pues el trabajo seria menos duro y mas constante; y para terminar, si Sísifo deseara hacer su trabajo también dotaría, pues no lo vería como algo aburrido o una perdida de tiempo.

    En conclusión, no debemos retar a la vida pues la muerte una día u otro se vengará.

    Esther Moral 1º bto. C
    Rocío Marín 1º bto. C

    ResponderEliminar
  4. Pienso que si Sisifo ganara dinero por cumplir su castigo eterno su vida seguiría sin tener sentido ya que él no podría gastar el dinero ganado , ademas el dinero en si es un medio para un fin , por lo que no obtendría satisfacción al tener más , tampoco tendría sentido la opción de compartir el trabajo con un compañero por que Sisifo seguiría cumpliendo una tortura y aunque esta requiriera de un esfuerzo menor por su parte y quizás un poco de consuelo , para mi la única opción en la que la que la vida de Sisifo tendría sentido es la ultima , si Sisifo ama lo que hace esto ya no se podría considerar tortura y podemos llegar a la conclusión de que el lo haría por voluntad propia de igual manera que si yo amo leer yo leeré por voluntad propia . Él incluso podría llegar a ser feliz.

    Manuel Fernández Bravo

    ResponderEliminar
  5. EL MITO DE SÍSIFO:
    Es una metáfora (como todas las metáforas, tienen varias interpretaciones), los dioses condenaron a Sísifo a empujar una roca hasta lo alto de una montaña que volvía a caer una y otra vez eternamente.
    Si bien la interpretación evidente es considerar que el mayor castigo del hombre es el trabajo tedioso, repetitivo, al que nadie aspira… pero para eso tendríamos que obviar que Sísifo lo aceptó por propia voluntad. ¿Libre en la muerte o ser esclavo en la vida? Tengo entendido que en esa época todos los mortales iban al inframundo, para esto me remontaré a cierta obra de Ridley Scott “Blade Runner”.
    Spoiler vea la película antes de seguir con el comentario: “El antagonista” aparenta estar contento de morir, sin embargo, el luchó por vivir para que sus recuerdos siguieran vivos durante mucho tiempo se rebeló contra el sistema para vivir más aunque esto significase ser perseguido cual criminal. Además el mensaje final es bastante amargo, al final todo se perderá como lágrimas en la lluvia, porque la muerte nos igualará haciéndonos libres, es una de los numerosos temas que expone.
    La razón de que Sísifo y Roy Batty eligieran sufrir antes que morir es porque en el fondo los dioses no le castigaron, le dieron un objetivo inalcanzable. El ser humano necesita objetivos necesita ilusiones y sueños para vivir. Ya sea empujar una roca que sabes que va a caer o imponerse sobre tu propia naturaleza. Sísifo se opuso a los Dioses y estos les dejaron huir de su destino pero esto también significa que debe correr un riesgo y que tiene que valerse de sí mismo por lo que en realidad podríamos decir que Sísifo desea hacer lo que hace pero tampoco creo que sea consciente de ello. Es decir puede que te guste hacer lo que haces pero eso también tiene muchas connotaciones como ¿realmente te gusta lo que haces o a lo que puedes llegar?¿o lo que representa?¿o lo que lograras?
    Según el texto Sísifo era “un hombre notable, promotor de la navegación y el comercio, fue también avaro y mentiroso y recurrió a medios ilícitos, entre los que se contaba el asesinato de viajeros y caminantes, para incrementar su riqueza. No obstante, en lo que destacó, sobre todo, fue en astucia” pero también habla de grilletes y de dioses que dirigen el mundo.
    Todo estos elementos me llevan a que Sísifo destacaba porque era audaz, es decir, capaz de emprender acciones poco comunes sin temer las dificultades o el riesgo que implican. Por lo que pudo ver la otra cara menos convencional, la cara de la rebeldía. Sísifo quiere escapar de lo establecido aunque tenga que ser castigado con trabajos repetitivos o con la soledad y caiga de la cima de la montaña una y otra vez al menos la alcanzará.

    ÁLVARO PASTOR GÁRCIA 1 BACH C



    ResponderEliminar
  6. L a opción de que Sísifo ganase dinero por su tarea, daría sentido a su vida en el caso de que este viviese por y para la riqueza. Para él no sería un incordio empujar una roca el resto de su vida, si al empujarla obtiene lo único que según este merece la pena. No obstante, existe la otra cara de la moneda, y es la de que Sísifo quisiese dinero, pero ganarlo no fuese suficiente para compensar el tan absurdo trabajo al que ha sido castigado. Entonces, el dinero pasaría con el tiempo a ser insignificante a la par que su vida comenzaría a carecer de motivación.
    La segunda cuestión es que estuviese dotado de compañía. Que hubiese alguien que le acompañase en la tarea. A pesar de que el compañerismo pudiese amenizarle el trabajo, llegaría un momento en el que se convertiría en rutina, y como toda rutina, lo aburriría. Así pues, la única forma de que esto salvase a Sísifo de la desgana, es trabajar con alguien que le diese sentido a su vida. Sería de esta forma, que la existencia cobraría razón mientras este conviviese con alguien que se la diese.
    Por último es que Sísifo desease hacer lo que hace, entonces, sin duda alguna, su vida tendría una motivación. Este no se cansaría de empujar la roca, pues al gustarle, le parecería una tarea amena y carecería de cualquier tipo de sufrimiento.
    A modo de conclusión, estas tres cuestiones reflejan el por qué todos los humanos hacen una determinada tarea. Algunos solo buscan la recompensa, a pesar de que no disfruten del camino antes de obtenerla. Otros las realizan porque en el recorrido les acompaña alguien que hace todo distinto, y la ausencia de sufrimiento llega a la par que la persona aparece en su vida. Por último y más importante, es el que hace algo porque ama realizarlo. Este sin duda será el más feliz, el que logre encontrar la recompensa en el trabajo diario y no en el final de este.
    CLARA VALIDIEZ VÁZQUEZ 1A

    ResponderEliminar
  7. David Jesús Árbol Guerrero Nº2 - 1ºA Bachillerato

    La única de las tres opciones anteriores que dotarían su vida de sentido sería la tercera. La historia de Sísifo representa una existencia incompleta y monótona que se puede aplicar a la de muchos, independientemente del nivel adquisitivo que le brinda su oficio. Si obtienes un beneficio económico a través de una tarea que en realidad desprecias serás infeliz a pesar de este incentivo, pues estarás desperdiciando momentos de tu limitada, efímera y frágil vida, la cual carece de sentido.

    En la segunda cuestión, ocurriría el mismo despropósito con la única distinción en que los dos miserables se complementarían en su desgracia. Es cierto que el ser humano necesita compartir sus sentimientos y emociones con sus iguales para ser feliz pero con el transcurso del tiempo las penas e inconvenientes caerían en la monotonía y la depresión se alzaría.

    En el mundo actual esta segunda opción es la responsable de la mayoría de los trastornos psicológicos por depresión y suicidios, pues la vida de los trabajadores que no han alcanzado su meta, se desploma y carece de sentido. Como consecuencia, si encontramos en la monotonía de la vida diaria (como en la de Sísifo), el camino a nuestras ambiciones, estaremos aún más cerca de la felicidad verdadera pues entenderemos esta vía como nuestra verdadera meta, la razón de vivir. Aquí se encuentra la relación auténtica entre la situación en la actualidad de la felicidad en la labor y la tercera posibilidad de la razón de ser de Sísifo.

    Como conclusión, el razonamiento de Sísifo de preferir una vida infinita y repleta de sufrimiento antes que la muerte es en mi opinión totalmente incorrecta pues el ser humano siempre trata de ser útil la sociedad o al menos a tus más allegados. Esto se observa sencillamente en los ancianos con dificultades en su movilidad que lamentan su limitada capacidad al recordarse a ellos mismos tiempo atrás. Sísifo debería haberse percatado de lo inestable que es la mortalidad y cuidar sus actos para disfrutar de una vida plena aunque finita.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario