What is it like to be a bat?

Los murciélagos son animales que están relacionados con nosotros, los seres humanos. Para empezar, son mamíferos. Lo que ocurre es que estos mamíferos, parientes nuestros, tienen un aparato sensorial muy diferente, ya lo sabéis. Perciben el mundo externo básicamente por sónar o ecolocalización, detectando los reflejos (en los objetos a su paso) de sus propios chillidos de alta frecuencia. Sus cerebros están diseñados para correlacionar los impulsos emitidos con los ecos subsecuentes y para hacer de ese modo determinaciones precisas de distancia, tamaño, forma, movimiento y textura comparables a las que hacemos nosotros con nuestra vista.

¿Sois capaces de imaginar su mundo y contestar a la pregunta del título? La hizo un importante filósofo norteamericano: Thomas Nagel.


Comentarios

  1. Algunos podríamos pensar que si que nos imaginamos su mundo, pero ciertamente eso no es así, no lo hemos vivido ni nunca viviremos eso ni nada parecido así que al querer imaginarlo nunca dejaremos de ser humanos intentando pensar como murciélagos, pero siempre siendo humanos.
    Por lo dicho anteriormente la contestación a la primera pregunta es que no lo sé, ya que podemos tener muchos datos y hechos objetivos de la vida de un murciélago pero aun así no sabremos lo que es vivir como uno de ellos porque nuestra forma de vida es la del ser humano.

    ResponderEliminar
  2. En mi opinión nunca podremos llegar a sentir lo que es ser un murciélago u otro cualquier tipo de animal, esto no quiere decir que no seamos capaces de tener una cierta idea, principalmente por la gran cantidad de información que poseemos acerca de ellos.
    Esto hace que no podamos sentir nada que este fuera de lo que es el ámbito humano, porque estamos dotados de una cualidades y capacidades físicas y psicológicas diferentes a las del resto de animales por lo que nuestras sensaciones deben ser diferentes por mucho que intentemos imitar las acciones de otras especies.
    José Martín Martín 1ºBach

    ResponderEliminar
  3. El cerebro de un ser humano es totalmente distinto al de un murciélago. Para localizarnos, saber que nos rodea, que distancia nos separa de un objeto etc. Utilizamos la vista, mientras que en el caso del murciélago es por los ultrasonidos. A mi parecer algún día podremos sentir lo que sienten los muericalagos incluso ya hay personas que lo sienten. Si el cerebro se desocupara de la vista, tendría más capacidad para otros sentidos y eso es lo que pasa a las personas que pierden la vista con temprana edad. Esto se puede observar en el siguiendo vídeo donde un hombre pierde la vista y desarrolla un don parecido al de los murciélagos o incluso se podría decir totalmente igual. https://youtu.be/TeFRkAYb1uk
    Trabajo realizado por: Heorhi Sadouski y Jaime Mármol Torres

    ResponderEliminar
  4. Para explicarlo mejor Nagel dice que, si queremos saber qué es ser un murciélago, no es suficiente el conocimiento objetivo que podamos reunir sobre ese ser vivo, siempre nos va a faltar algo, ese aspecto de ser un murciélago que solamente ese individuo puede experimentar.

    Antonio José Moya Campos 1Bach A.

    ResponderEliminar

  5. No podemos saber cómo se siente un murciélago al igual que no podemos ponernos en la piel de ningún otro animal o ser vivo que no seamos nosotros mismos (ya nos cuesta meternos en la piel de otra persona).

    Si podemos comprender como se comportan y la razón por la que hacen las cosas, pero eso nos sitúa en un conocimiento muy superficial sobre ellos, nada que ver con la posibilidad de simular ser un murciélago.

    Por lo tanto mi respuesta es no, no podemos responder a la pregunta, porque somos incapaces de ponernos en esa situación.

    Daniel Pérez Nogues, 1º Bachillerato A

    ResponderEliminar
  6. Considero que nuestro cerebro puede llegar a tener una leve idea sobre lo que sería ser un murciélago,sin embargo,pienso que sería imposible imaginarse a la perfección cómo sería la vida de éste.Esto es debido,simplemente,a que nadie a estado en el cuerpo de un murciélago para comprobar cómo ven ellos el mundo que les rodea.No descarto que puedan existir personas que tengan una mayor representación de lo que sería la vida vista por un murciélago,ya que éstas pueden haber estudiado a estos mamíferos durante toda su vida o por un gran tiempo,pero de lo que sí estoy seguro es de que,para poder conocer exactamente cómo sería la vida de cualquier animal,y en este caso de un murciélago,tendríamos que tener su mismo cuerpo,sus mismas emociones,etc.En conclusión,mi respuesta a la pregunta formulada por Thomas Nagel es que ningún ser humano puede imaginarse exactamente cómo sería ser un murciélago.
    Adrián Fernández Úbeda 1ºA Bachillerato

    ResponderEliminar
  7. Desde mi punto de vista podríamos nunca podremos ponernos en la piel de un murciélago. Como ocurría en la historia entre el cerdo feliz y el hombre frustrado e infeliz, los humanos podemos imaginarnos cómo sería tal humano en el cuerpo del ser en el cuál estamos pensando, en este caso el murciélago.
    Los seres humanos nunca hemos adquirido la capacidad de realizar las habilidades que los murciélagos en cambio sí pueden, por lo que es un tanto ingenuo pensar como si las tuviésemos pues nunca hemos experimentado dichas sensaciones. Cuando queremos ponernos en el cuerpo de otro ser, tenemos que pensar como si no fuésemos humanos, sino como fuésemos tal ser.
    A modo de conclusión es un poco absurdo decir que me imagino siendo un murciélago ya que la imagen de mí mismo sería la de un ser humano con alas y forma de murciélago, con la capacidad de pensar como una persona y no como este animal. Bien es cierto que podemos hacernos una pequeña idea de cómo estos animales viven, pero nunca alcanzaremos la habilidad de imaginarnos siendo un murciélago tal y como es.
    PABLO VERGARA CHACÓN 1ºBACHILLERATO A

    ResponderEliminar
  8. No podemos ponernos en la situación de un murciélago porque no nos metemos en su situación de una forma total. Los humanos tenemos esa capacidad, podríamos decir de empatía, de meternos en la piel de otro pero sin dejar de ser humanos conscientes de la situación. Es decir podemos meternos en su situación pero no dejamos de ser lo que somos, personas.
    Por esto mi conclusión es que nunca podremos sentirnos como el murciélago.
    Israel Majarón Viveros 1 Bach A

    ResponderEliminar

Publicar un comentario