Dadaísmo



Me gustaría que pulsarais el siguiente enlace y que aprendierais todo lo que este movimiento anti-arte nos puede enseñar sobre el arte. Porque, en efecto, el Dadaísmo es la negación del arte tradicional o convencional, del arte dedicado, según el movimiento Dadá, tan sólo a modificar los objetos. Lo que el Dadaísmo se propone, sin embargo, es la modificación radical del ángulo contemplativo, del punto de vista del contemplador. Y para ello, lo primero, es cambiar nuestra perspectiva sobre el uso que damos a los objetos. Ahí está, según Dadá, la esencia del arte. ¿Estáis de acuerdo?

Comentarios

  1. Hugo Ball y Tristán Tzara lanzaron al mundo un movimiento artístico y literario que bautizaron con el nombre de Dadaísmo. Los fundamentos de este nuevo movimiento eran: una oposición frontal contra el positivismo, contra la afirmación de que el único conocimiento válido y auténtico es el conocimiento científico. Rebelarse contra el concepto burgués en el que, según su criterio, habían caído la literatura y el arte y movernos en el mundo de lo absurdo. Era volver a preguntarse que era el arte y de donde provenía.

    Fue una forma de poner patas arriba y descomponer desde la poesía a la escultura, la pintura o la música. Negar absolutamente todo, puesto que claro, al tener el arte y otras áreas carácter irracional, todo se puede poner en duda.
    Estos dadaístas rompieron con los esquemas clásicos que se conocían y se volvieron a plantear el concepto de arte.
    Crearon un arte nuevo, a raíz de su percepción y de dejar en evidencia al "arte consagrado".

    No sabría responder a la pregunta que se me plantea por el siguiente motivo; hay una pregunta que responder antes y es ¿Qué es el arte? ¿Por qué se estableció el arte X? Cierto es que lo armónico y lo "bien hecho" nos tiran mucho a decir esto es arte o no, ¿seguimos criterios propios por nuestra condición humana, o se nos ha impuesto un modelo X de arte?
    Propugnaba la libertad del individuo, lo espontáneo, lo aleatorio, el decir no donde los demás dicen sí. Por negar llegaron a negar las vanguardias: el expresionismo, el cubismo, la abstracción. Su forma expresiva era gestual, el escándalo, la provocación.
    Lo que digo, puro surrealismo que nos conduce al ridículo mundial y al hazmerreír de Europa.

    Duchamp (artista y ajedrecista francés) inició una auténtica revolución en el mundo del arte demostrando que cualquier objeto podía considerarse una obra de arte con tal de que el artista lo extrajera de su contexto original y lo situara en un nuevo contexto y que cualquier museo o galería lo declarara como obra de arte.
    Al inodoro donde el artista mil veces había orinado lo llamó "fuente". Al espectáculo que contemplamos podríamos llamarlo "urinario público".

    Aunque los dadaístas utilizaron técnicas revolucionarias, sus ideas contra las normas se basaban en una profunda creencia, derivada de la tradición romántica, en la bondad intrínseca de la humanidad cuando no ha sido corrompida por la sociedad.

    Luis López Berrocal

    2º de Bachillerato B

    ResponderEliminar

Publicar un comentario