Mayorías y minorías

Waterfall
He preguntado a mucha gente por los enigmáticos dibujos de Escher y casi todo el mundo le gusta este artista holandés. Podemos decir que es muy popular (en Internet encontraréis muchas otras obras suyas). Lo interesante es pensar por qué existe un aprecio universal o casi universal de este pintor e ilustrador contemporáneo, convertido muy pronto en clásico.
Tambien tenemos que pensar en lo que sucede con otros artistas. Van Gogh, por ejemplo, no vendió un cuadro en su vida. No le gustó a nadie en su tiempo, o a casi nadie, mientras que ahora gusta a todo el mundo o a casi todo el mundo.

Cottages
¿Es artística sólo la belleza que gusta a las mayorías? ¿Por qué cambia la apreciación de las mayorías sobre el arte? ¿Por qué hay también coincidencias artísticas mayoritarias?

Relativity

Comentarios

  1. ¿POR QUÉ TIENE ÉXITO UNA OBRA? ¿QUE RELACION CUMPPLE CON SU RESPECTIVA CALIDAD?

    Como ya he comentado anteriormente, la contemplación del arte se ha relativizado y desvirtuado hasta el punto de dudar de su propia existencia, debido a la relación autor y consumidor, inherente a su propia naturaleza como producto. ¿Cómo sabemos si estamos o no ante una obra?

    Una obra es un producto, en la totalidad de su definición, su finalidad es ser consumido ya sea desde el beneficio económico, intelectual o meramente contemplativo, el arte puede ser contextualizado y jerarquizado, dividido en distintos movimientos con distintas ramas y pautas. El arte no es algo abstracto, es totalmente físico o está plasmado en un medio como tal, y afecta a nuestra subjetividad contundentemente haciéndonos confundir tantos conceptos como significados, abriéndonos una gama de interpretaciones bastante amplia haciendo más dinámica la relación entre los espectadores que comentan distintas perspectivas ¿pero porque hay obras exitosas y otras no? ¿Por qué se revalorizan temporalmente? Aquí es donde incluimos el factor social.

    En definitiva, es fruto de una comunicación que implica un emisor, un medio, un lenguaje y un receptor por el cual contextualizamos y sacamos conclusiones. Esto nos lleva a que una obra tiene éxito atendiendo a los intereses de los receptores, por esto, temas como el amor, la insatisfacción, etcétera han obtenido unos beneficios tan elevados puesto que son constantes. Esto nos permite ver los tipos de sociedades que cubren los asientos de la historia, lo cual me preocupa bastante.

    El arte contemporáneo está sufriendo una crisis simplista brutal actualmente, supongo que al estar expuesto continuamente a estímulos, nos cuesta emprender una comunicación más profunda, y nos hemos decantado por la simpleza. Esto no tiene que ser negativo necesariamente, el problemas surge con el machismo del reggaetón, el patriotismo impresionista del cine palomitero, los libros de autoayuda, entre otras, con ideas nocivas cuya simpleza no incitan a la reflexión, sino a la mera asimilación

    El dadaísmo hablaba de romper los moldes del arte, la libertad del individuo, la espontaneidad, lo inmediato, lo aleatorio, la contradicción, anteponiendo la imperfección frente a la perfección, es decir, anti arte. Parece que no se cuestionaron las consecuencias de romper un medio que especialmente controlado por el autor de la obra el cual debería tener el control absoluto de esta (si el autor no quiere que algo salga, no sale). No se está fomentando la diversidad sino que se está imponiendo un colonialismo etnocentrista del espectaculo, puesto que impide evolucionar al resto de ramas creando una cultura de la inmediatez que obstaculizan las alternativas.
    El éxito de una obra no depende de su calidad, al igual que esta última no depende de su dificultad, autores como Clint Eastwood (el cual puede llegar a ser algo patriota), Woody Allen (que tiene una visión peculiar de las mujeres, aunque no llega a ser machista) o incluso los Beatles terminan sus obras en un tiempo relativamente corto, tratan temas universales y llegan a tener guiones simples pero su dominio del drama, del suspense, la actuación, el uso de planos, la composición tanto musical como visual, la iluminación, los encuadres y la previa experiencia y estudio de los recursos de la materia en la que se especializan hacen obras universales, que carecen de simpleza tanto para el experto como para el espectador común.

    No estoy diciendo que se eliminen las alternativas al arte convencional, no consigo visualizar un futuro donde las formas artísticas se han contaminado por el turbio populismo de la mala jerarquización y la influencia de la falta de la razón, donde disfrazarse de libertad es poner un muro para a los marginados marginar en la individualidad de las minorías que vagan por el desierto de falsos vigías que imperialista diversidad prometían.
    ALVARO PASTOR GARCIA 1BACH C


    ResponderEliminar
  2. EL ARTE ANTE MAYORÍAS Y MINORÍAS
    Es indudable que el arte no es arte hasta que un público lo define de tal modo. No obstante, todos definimos acorde a unos criterios, criterios que por supuesto, varían dependiendo del observador. Sin embargo, existen características del arte que hace que toda obra que las contenga sea calificada como tal.
    Una de ellas es la capacidad de transmisión, que va directamente ligada a la captación del interés del observador. En cuanto una obra sea capaz de transmitir un sentimiento, ya sea positivo o negativo, y siempre tan profundo como para no pasar desapercibida, esta será considerada como arte.
    Otro de los factores para caracterizar el arte, es su nivel de distinción de lo común. Una obra debe salirse de los límites de lo normal, sin sobrepasar los de lo absurdo. Esto es algo que provoca disputas en la actualidad, pues los límites de lo absurdo pasan por ser demasiado ambiguos e incluso inexistentes. Por supuesto, no hay que olvidar que algo aparentemente absurdo puede tener un transfondo complejo, lo que podría elevarlo a la categoría de arte.
    Ahora bien, el arte no es considerado como tal por el número de personas que lo consideren, pero en gran parte de los casos, la mayoría coincide. La razón es simple, y se basa en la capacidad de transmisión del arte. El ser humano es empático y la gran parte de nosotros identificamos sentimientos con lugares, momentos históricos e incluso colores. Todo ello, por convención cultural. Esto hace que un cuadro que represente una cascada, a la gran mayoría le transmita paz (ya que siempre hay excepciones), y un cuadro abstracto con colores chillones provoque impacto e inspire locura.
    Que esto inspire locura, es fruto de la definición que tenemos de la normalidad. Pues si todos los cuadros fuesen abstractos y con colores chillones, el efecto de locura lo produciría seguramente la cascada, pues se sale fuera de lo común, otra de las características que definen al arte.
    En conclusión, quisiese resaltar que arte no es solo lo que una mayoría considera. Las minorías pueden aportar interpretaciones sobre obras muy interesantes, y en ocasiones, es esto lo que hace cambiar las ideas de las mayorías. Un ejemplo de ello es Van Gogh, pues sus contemporáneos nunca apreciaron al pintor holandés, hasta que posiblemente una minoría vio en sus cuadros el talento de este y es lo que ha día de hoy le eleva a la categoría de artista.
    CLARA VALIDIEZ VÁZQUEZ, 1A

    ResponderEliminar
  3. Mayoría y minoría .
    Desde nuestro punto de vista, todos lo que le gusta a la mayoría, no es arte. Llegamos a esta conclusión, ya que ni el tercio de la población humana puede llegar a apreciar el verdadero arte. El arte es subjetivo, por lo tanto, las personas discrepamos respecto a este tema, dependiendo de nuestros gustos propios.
    Las mayorías cambian de gustos según el contexto en el que viven. No es la misma sociedad la de hoy en día que la de antes, ni las situaciones políticas ni económicas y mucho menos las tendencias culturales.
    Hay una gran cantidad de personas que sus gustos artísticos coinciden porque el autor de la obra sabe transmitir lo que de verdad le va a gustar a el público y llegar a interesar. Otra gran parte de esa población lo hace por el término tan utilizados estos días denominado “postureo”, ya que como a la mayoría le gusta a mi también debe de agradarme.
    Clara Jiménez y Ana María Raposo. 1BACH C

    ResponderEliminar
  4. MAYORÍAS Y MINORÍAS EN EL ARTE

    Desde mi punto de vista considera que el arte no es contemporáneo,es decir,una obra puede ser “mala” en un momento determinado y dentro de 10 años es considerada una maravilla,y viceversa.

    También pienso que lo de las mayorías y minorías depende de lo que diga alguien que cree saber de arte que además tenga carisma y fama. Por ejemplo: imagínese que Cristiano Ronaldo comienza a criticar de arte (que puede o no saber sobre ello) y dice que una obra es buena, hablaría de ella positivamente. Y automáticamente al ser un personaje conocido arrastrará a mucha gente a esa corriente artística.

    Yo creo que nosotros muchas veces nos regimos por lo que diga alguien que mueve masas como Cristiano Ronaldo o Messi.

    Otro tipo de obras de arte que pueden conseguir el alago de la mayoría son las que innovan como los cuadros Escher que muestran una habilidad y una destreza que agrada a la mayor parte del mundo. Sin embargo Van Gohg cuando vivía nadie se interesaba por sus obras por lo que se puede decir que era un autor incomprendido en su época y en la actualidad sus obras son muy valoradas.

    Desde mi punto de vista pienso que el arte es subjetivo y que puede parecerle bonito o feo un cuadro a alguien según lo que le transmita.


    Andrés Fortuna y Alfredo Romero 1º Bach C

    ResponderEliminar

Publicar un comentario