El ser y la nada


Todas las cosas tienen en común que son. El ser es lo que tienen en común. Pero ¿qué es el ser? Para algunos filósofos, el ser es lo que nos muestra nuestra sensibilidad, es el aspecto observable, mudable y aparente de las cosas. Para otros, estos son los seres, no el verdadero ser sino su apariencia.¿Existe entonces un solo modo de ser? Aristóteles contestaba negativamente, aunque solo a medias. El ser se dice de muchas maneras, pero el ser propiamente dicho se dice de la sustancia, es decir, del individuo particular y concreto (este hombre, este libro, esta bicicleta). De estas sustancias o sujetos se predican luego ciertas propiedades (bueno, aburrido, veloz), que ya no existen independientemente sino como atributos o accidentes (porque podrían ser o no ser) de la sustancia. También hablaba Aristóteles de la materia y la forma, que componen todas las sustancias que existen, siendo la materia el sustrato o soporte de cada configuración: así esta madera es una mesa y este tejido orgánico, un gusano. Además, los seres no solo existen en acto, ya realizados, sino que llevan en sí posibilidades o potencias de ser aún no realizadas o actualizadas (como el médico o la madre que todavía no sois, pero que en cierto modo ya sois, como posibilidad).

Pon ejemplos de realidades potenciales y actuales.

Comentarios