La pregunta por el ser


Nuestro mundo es un mundo de significaciones, no un mero agregado de cosas. Hace relación a nuestra vida, está relacionado con nuestro yo y con sus propósitos. Pero también las cosas del mundo tienen un ser en sí (no solo para nosotros) y al hombre le ha interesado conocerlo. Los primeros filósofos ya se preguntaron por el origen del ser, por su principio. Buscaban conocer la naturaleza de las cosas, entender el mundo. Así Demócrito dijo que todo estaba hecho de átomos, partes móviles indivisibles que explicaban el cambio de las cosas y la permanencia de la materia. Y Heráclito dijo que todo el universo estaba sometido y ordenado por una ley racional (logos).

La pregunta por el ser de las cosas es también la pregunta por su autenticidad. En el mismo sentido en que hablamos de una cartera de “piel auténtica”, sostenía Platón que este mundo no constituía la “auténtica realidad”. El mundo percibido por los sentidos es una especie de simulacro, como el que perciben los prisioneros de su alegórica caverna. El verdadero mundo, el mundo auténtico, es de otro orden o naturaleza: espiritual. Y es un mundo ordenado, como decía el filósofo ateniense, por una mente ordenadora.

¿Estas de acuerdo con esta visión platónica?

Comentarios

  1. La pregunta por el ser
    Nuestro mundo está cargado de significado, tiene que ver con
    nosotros y nuestro propósito de conocer todo lo que nos rodea.
    Platón se preguntó por el ser de las cosas, si todo lo que veíamos
    o sentíamos era una aunténtica realidad.
    La primera idea que se nos viene es, ¿Cómo conocemos la realidad? es decir, la verdad.
    En primer lugar conocemos el mundo gracias a los sentidos, con los sentidos
    conocemos la verdad, pero todas estas serían pasajeras [Una manzana nace verde y pequeña,
    se va volviendo roja y voluminosa con el pasar del tiempo y acaba cayéndose del árbol
    marchita, pero cuando nosotros hablamos de una manzana, se nos viene a
    la cabeza la imagen de la manzana ya roja y brillante, ni la marchita, ni la verde,
    esto nos hace ver que el tiempo pasa, creando así una realidad pasajera.](Eterno Devenir) por lo
    tanto se llega a la conclusión de que al ser la verdad eterna y estable,
    se conoce gracias al alma, eterna y pura como la verdad, la cual nos
    hace ver la Verdad Eterna.
    Definitivamente estoy de acuerdo con la visión platónica, ya que no
    solo nos damos cuenta a través de la verdad, si no también con la justicia y la belleza.

    ALEXANDRA GARCÍA RENGIFO 1ºABACH

    ResponderEliminar
  2. EL MUNDO DE PLATÓN I

    Platón teorizó sobre un mundo alterno, perfectamente ordenado, basado en las ideas abstractas independientes al ser humano, el cuál era condenado a una caverna donde solo ves distorsionadas sombras muertas de la realidad proyectada por la perceptible pero nunca visible llama del conocimiento. Pero Platón parece no haber salido nunca quedando, irónicamente, preso de su propio tablero de ideas.

    Platón habla de una jerarquía social que carece de las suficientes llamas como para prender dicho fuego, donde el filósofo es el gobernante, el guerrero el defensor y el torpe es un pobre granadero o agricultor. El mérito es meramente intelectual dependiendo así de la dureza de los grilletes que te amordazan, instaurando un contexto social carente de diversidad cultural, prácticamente el contexto social burgués como el actual.

    No negaré que me tienta la idea de un universo ordenado, donde los que reflexionamos y disfrutamos siendo buscadores de distintas materias, seamos los dirigentes del mundo de la perfección, el mundo pacífico, el mundo donde las desgracias, explotaciones y agresiones quedaron en el vacío de una vida pasada, pero mi pesimismo no está injustificado a la hora de llevarlo a la práctica. El filósofo gobernará y tendrá capital como para amaestrar a sus hijos en el conocimiento, en el ámbito de las ideas, recursos de los cuales las clases inferiores nunca podrán dar disponer, surgiendo una plusvalía del conocimiento.

    No creo que un mundo donde las ideas esperan a atravesar el plano astral hasta llegar al conocimiento humano, tenga alguna coherencia donde las ideologías son los principales vertedores de sangre recorriendo las calles de ciudadelas donde ningún grito repetido por mil centinelas puede parar la violencia y decadencia de un negocio como la guerra.

    ResponderEliminar
  3. EL MUNDO DE PLATÓN II

    Este mundo solo mira por el ser humano, no incluye otros seres vivos, ergo ¿qué diferencia a los seres humanos? ¿Somos un dador de significados, interprete de realidades, conjuntos de ilimitadas multiplicidades, modificadores de entornos, los reyes del reino evolutivo donde acabamos con centenares de iguales? La concepción del mal en Platón es producto de la ignorancia, la cual tiene su origen en el error, en el desorden, pero dicha ignorancia tiene solución posible en la educación. Pero si algo nos ha demostrado la humanidad es que el orden crea muerte y calamidad.
    Un mundo donde las ideas son perfectas donde el plano de los fallos nunca está presente, por definición hace inútil tanto debate como su inherente argumentación, hay fuertes y débiles, blancos y negros, números y letras, sonidos y silencios, me recuerda a las ideas de Nietzsche cuando legitimaba la deshumanización emocional que nos hacía estar presos en un mundo donde preferimos ignorar la objetividad, con lo cual es fácil en gran parte estar de acuerdo, pero esto también legitima la superioridad de los unos sobre los otros ¿en que nos basaríamos entonces para saber la utilidad de una persona? ¿En su capacidad de abstracción, en su capacidad física, en su belleza, en su elocuencia, en su corazón…? Hitler, Stalin, la inquisición, Leopoldo II, Mao Zedong creían firmemente lo mismo y pasaron a la historia como grandes genocidas asesinos. No voy a negar mi interés en la jerarquización desde el punto de vista práctico y moral, así como el de evitar el conflicto, pero solo puedo aprobar dicha distinción entre lo bueno y lo malo, lo correcto y lo inadecuado, el bien y el mal no debe ser aplicable al ser humano, sino a la humanidad.

    Quizás nunca elegimos reflexionar, al fin y al cabo, no sé si hay discontinuidad entre las cielo y el suelo, no sé si hay causa y efecto o solo reacción y acción en ausencia de tiempos, no sé si hay espacio-tiempo o solo son productos de nuestro inquisitivo pensamiento, no sé si la nítidas separación entre formas y figuras es una ilusión óptica o sombras reflejadas en un frío muro cómplice de cegar ciegos para su posterior tortura. Pero si el significado de las cosas es nuestra invención, puede que el significado de la realidad sea nuestra conquista. Sin nosotros el universo es una anárquica sopa cuántica de fenómenos y eventos, sin tiempos ni espacios, sin pretextos ni significados, sin el humano hay universo pero este carece de identidad y significado significado. Todo significado es aprendido como se enseña a aprenderse, pero lo aprendido puede desaprenderse.

    ÁLVARO PASTOR GARCÍA 1BACH C

    ResponderEliminar
  4. "Nuestro mundo", del que ya desde un principio nos apropiamos, está lleno de significados como comenta el texto. Esto es debido a que somos nosotros, el propio ser humano el que le ha otorgado una serie de significado a todo lo que nos rodea. De no ser así nos podríamos considerar meras máquinas que actúan por inercia, sin ninguna clase de sentimiento, todo realizado automáticamente.
    Por otro lado, el significado se define como: "sentido o la significación de una palabra o de una expresión" aunque en mi opinión no es del todo correcta esta definición ya que todo tiene un significado aunque no sea perceptible o no nos parezca que lo posea. Yo puedo poseer una camiseta que para alguien no tenga ninguna clase de sentido, significado o simplemente no le guste, aunque para mí tenga un significado especial ya sea por distintos motivos: porque me lo regaló alguien especial, me lo compré en un viaje... es por ello por lo que cada individuo puede tener sus significaciones propias.
    Como comenta Platón, debe existir una mente ordenadora para que haya un mundo ordenado ya que se necesita una serie de pensamientos ordenados para así poder otorgar significados a todo lo que constituye nuestro mundo, es decir, alguien con una mente desordenada interpretará la realidad de una forma distinta a lo que lo haría alguien con una ordenada.
    MANUEL GONZÁLEZ MARTÍN 1ºC

    ResponderEliminar

Publicar un comentario